Los muelles cuatro y siete de la Terminal de Almacenamiento de Pajaritos, ya son un “escándalo”. Los embarcaderos fueron “noticia nacional” en el principal noticiario de Televisa de Denise Maerker. A don Octavio Romero Oropeza, director general de PEMEX, le siguen fallando, y muy feo: Jorge Luis Basaldua Ramos, Director de Pemex Transformación Industrial y Pedro Flores Reyes, titular de la Terminal de Pajaritos, quienes “no arreglan ni la cama donde duermen”. 2.-El “saqueo” de arena en las playas de Coatzacoalcos, (Villa Allende), fue otra “noticia nacional”. María Luisa Albores, Secretaria del Medio Ambiente y Blanca Alicia Mendoza Vera, Procuradora del Medio Ambiente, tienen que investigar y castigar a los que destruyen las playas y dunas en el municipio de Coatzacoalcos

Por tanto escribir del “quehacer político” que se practica en Coatzacoalcos y la región sur de Veracruz, hemos dejado en “pendiente” dos importantes temas que son del interés de los ciudadanos, los cuales se han convertido en “noticia nacional”. El primer asunto son los muelles cuatro y siete de la Terminal de Almacenamiento de Pajaritos, los que fueron la “entrada principal” de los noticiarios de “Televisa”, en especial con Denise Maerker, (En Punto). El segundo caso es el descarado “saqueo” de arena en las playas de Villa Allende, por el rumbo de las famosas “Mono boyas”. 1.-En lo que hace a los muelles, propiedad de PEMEX, pues está más que visto que dos colaboradores de don Octavio Romero Oropeza, o bien no hacen su trabajo como dios manda, o no le hacen caso al director general de PEMEX. Los muelles cuatro y siete, como ya lo comentamos el mes pasado, es un asunto que se tiene que revolver a la mayor brevedad, pues si no se corrigen los desperfectos, en cualquier momento se puede presentar una “desgracia mayúscula”, donde aparte de ponerse en riesgo la vida de los empleados de confianza y sindicalizados de PEMEX, se puede presentar un daño ecológico, tanto en la “Laguna de Pajaritos”, como en el Río Coatzacoalcos. El pasado 26 de mayo, citamos que Romero Oropeza, tendría que llamar a cuentas a: Jorge Luis Basaldua Ramos, Director de Pemex Transformación Industrial y a Pedro Flores Reyes, titular en jefe de la Terminal de Almacenamiento, para que lo más pronto posible “le metieran mano” a los embarcaderos que están en desgracia y que son una autentica porquería. Lo anterior significa que los famosos muelles se están “cayendo a pedazos”, y nadie hace nada para repararlos. A más de 50 días de los primeros avisos que se dieron, (prensa nacional y de Coatzacoalcos), donde se documentó que los dos muelles están en malas condiciones, hasta el día de hoy, nadie se ha preocupado e interesado por rescatarlos. Lo anterior quiere decir que a los colaboradores de Octavio Romero, y aquí hay que citar los nombres de Jorge Luis Basaldua Ramos y Pedro Flores Reyes, les vale “mandarina” lo que pasa en su zona de influencia. 2.-Con relación al “saqueo” de la arena en las playas de Coatzacoalcos, (Villa Allende), este es asunto que deben de atender dos dependencias federales, y están son la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, de María Luisa Albores González y Blanca Alicia Mendoza Vera, Procuradora del Medio Ambiente. Estos despachos federales, tienen que investigar y luego castigar a los responsables del “saqueo” que se dio o se está dando en las playas porteñas. El saqueo de la arena de las costas de Coatzacoalcos, no es nada nuevo, desde hace muchos años se da esta práctica ilícita, donde existe la “complicidad” de todas las autoridades que tienen que ver con la protección del medio ambiente. El dato duro: 1.-Es verdad inaudito ver que “oficinas federales”, como PEMEX y SEMARNAT, no responden a la confianza que les brinda el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. Los muelles cuatro y siete en la Terminal de Almacenamiento de Pajaritos, es un asunto que a la “voz de ya” debe de resolver Octavio Romero Oropeza, titular de PEMEX. Si los colaboradores del señor Romero, como son los casos de Luis Basaldua Ramos y Pedro Flores Reyes, “no dan el ancho”, pues hay que ponerlos de puntitas en la calle, y que vengan otros nuevos funcionarios a resolver lo que ellos no pueden resolver. En la caso de María Luisa Albores, dueña de la SEMARNAT, la dama, en primer lugar debe de regresar a Coatzacoalcos la delegación de la Procuraduría del Medio Ambiente, la cual fue “desterrada” del municipio, desde que comenzaron los “saqueos” de arena en las playas y dunas del municipio. Fin del comunicado. (Artículo escrito por Federico Lagunes Peña).

Be the first to comment

Deja un comentario