El libro “Crónicas de Chayito”, nativa del Istmo de Tehuantepec, es una lectura obligada para conocer la historia minatitleca

Por Florencia Basulto Nelsón

Municipiosur.com

“Crónicas de Chayito” es un libro muy agradable. Portada color rosa con la fotografía de la autora María del Rosario Ruiz Calderón, en blanco y negro, en total 215 páginas. La escritora archivó todos sus escritos publicados de 1997 a 2011 y al volar a lo eterno, sus familiares ordenaron una edición de calidad que comparten con amigos y familiares y que refleja el gran amor por su ser adorado. Por su presentación, color de rosa, el libro nos recuerda nuestros sueños infantiles y los hermosos cuentos que nos relataba nuestra madre para adormecernos y entregarnos en los brazos de Morfeo, quien escribía el final. Doña Chayito, nació en Matías Romero, Oax., el 1 de septiembre de 1933. Fueron sus padres, don Elías Ruiz y doña Adelina Calderón, quienes tuvieron 7 hijas: Dominga, Adelina, Elías, Thelma, Araceli, Edith y Chayito. La escritora, una dama noble de gran corazón, tenía muchos dones y talentos: a los 64 años de edad aprendió a tocar guitarra, motivada por sus inquietudes artísticas y viajó a la Madre Patria. Contrajo nupcias con don César Da Silveira Vidal, dichoso matrimonio del que nacieron: María Irene, María del Rosario, Lucila Mercedes, Viridiana Raquel, César Viriato y Jorge Juan Da Silveira Ruiz: María del Rosario Da Silveira y Paulina Olamendi Da Silveira son actrices, participaron en el 7º. Festival de Teatro mexicano, organizado en Córdoba por el IMSS. Paulina representa a Bernarda, en la «Casa de Bernarda Alba». En “Crónicas de Chayito”, la autora cuenta la historia de la tehuanita que dejaron unos gitanos que llegaron al istmo de Tehuantepec donde la niña enfermó de gravedad prometiendo que regresarían por ella, pero gitanos al fin nunca regresaron y don Mauricio y doña Florencia se convirtieron en sus padres adoptivos. Chayito relata también que Estela Ruiz Velásquez, quien aparece vestida de tehuana en el famoso billete de 10 pesos, ordenado en el régimen del Presidente Cárdenas es su prima. En la época de Calles, se tituló de maestra y Ávila Camacho la nombró directora de una primaria: enseñaba danza y deporte en comunidades indígenas oaxaqueñas. Por su belleza, Delia, una de sus hermanas participó en el cine, entre otras películas: en “Sol y Sombras”, bailando flamenco. Muchas gracias.

Be the first to comment

Deja un comentario