Rocío Pérez Pérez, fue “corrida” de la Secretaría del Medio Ambiente. A Rocío no la “pusieron de patitas en la calle” por ser corrupta. A Rocío la “despidieron” porque el cargo le quedo bastante grande. Cuitláhuac García Jiménez, de nuevo, demuestra que él es quien tiene el “poder” en el gobierno de Veracruz, y lo anterior quedó evidenciado al deshacerse de: Eduardo Cadena Cerón, SEDARPA y Rocío Pérez, SEDEMA. Uno de los grandes “pecados políticos” de: Cadena y Pérez, es que le hacían más caso a sus “padrinos políticos” que al propio gobernador. Eduardo y Rocío nunca vieron como gobernador a Cuitláhuac, para ellos sus únicos “dioses políticos” eran sus “padrinos”. Cuitláhuac, utiliza el mismo “librito político” del Presidente de la República, Andrés Manuel

Cuitlahuac García Jiménez, gobernador de Veracruz, está utilizando el mismo “librito político” del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ¿cuál librito?, pues lo que no sirve en el gabinete, hay que ponerlo de patitas en la calle. Hace algunos días, el Jefe del Ejecutivo Estatal, nombró a Evaristo Ovando Ramírez, titular de la Secretaria de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca. Evaristo entró por Eduardo Cadena Cerón, quien ya no le hacía caso a Cuitláhuac. Otro cambio que se dio en el gabinete estatal fue el de Rocío Pérez Pérez, quien estaba al frente de la Secretaria del Medio Ambiente. En sustitución de la señora Pérez, llegó Juan Carlos Contreras Bautista. ¡Señores!, hablemos hoy de doña Rocío Pérez, quien tiene su residencia en el sur de Veracruz, ahí, en el municipio de Cosoleacaque. Desde que inicio la presente administración estatal, quienes conocen, y mucho, de las cuestiones del medio ambiente, le daban muy poco tiempo de vida en la SEDEMA a la periodista, convertida en “política”. Rocío, se tiene que decir, siempre fue una “funcionaria gris”, ¿el motivo?, desconocía por completo para que servía la Secretaria del Medio Ambiente, donde sus resultados siempre fueron “malos”, pues por lo regular nunca resolvía los temas ambientales que se presentaban a todo lo largo y ancho del estado de Veracruz. Rocío Pérez, se tiene que decir, no fue “echada” de la SEDEMA por “malos manejos” o por ser corrupta, ¡por supuesto que no fue así!. A Doña Rocío la “corrieron” del gabinete porque no tenía la estatura administrativa para estar al frente de una secretaría tan importante como la SEDEMA. Otro de los motivos de su salida, fue su presunta “traición política” en las pasadas elecciones, donde la dama, nos afirman, le hizo las “contras” a los candidatos de MORENA y la Cuarta Transformación, y aquí hay que citar los nombres de: Lalo Ríos Fararoni, presidencia municipal; Magaly Armenta Viveros, diputación local y Esteban Bautista Hernández, diputación federal. Si a nivel nacional, MORENA y la “4T” tuvieron una “gran traidora” como lo fue Irma Eréndira Sandoval, ex titular de la Secretaría de la Función Pública, quien le hizo la “chamba política” a Félix Salgado Macedonio en el estado de Guerrero, pues los “guindas” en Veracruz, tienen a su “Eréndira”, en la figura de Rocío Pérez, quien jugo las “contras”, con sus “operadores políticos”, en la zona del distrito electoral de Cosoleacaque. Rocío Pérez Pérez, esta 100% “pelas” en su futuro político, en lo que hace a MORENA y la “4T”. Todo lo que “mal sembró” Pérez, hoy en día lo está cosechando. Los datos duros: 1.-Rocío Pérez, la que una vez fue periodista u Jefa de Prensa en el Ayuntamiento de Cosoelacaque, pensó que “encaramada” en la Secretaría del Medio Ambiente, podría convertirse en “cacique político” en la zona de Coatzacoalcos. Ese era el principal “sueño político” de la ex vocera de Darío Aburto Perdomo, ex alcalde de Cosoleacaque. 2.-La soberbia y pérdida de humildad de parte de Pérez, fueron sus dos principales características durante el tiempo que estuvo en la SEDEMA. Ahora que Rocío esta fuera del gran “poder”, se da cuenta que nadie la acepta y mucho menos quieren saber de ella. Insistimos, lo que mal se siembra, mal se cosecha. El mega dato: 1.-Cuitlahuac García Jiménez, continua demostrando que es él quien tiene todo el poder, tanto “político”, como administrativo en el gobierno de Veracruz. Al gobernador no le “tembló la mano” para correr de su gobierno a Eduardo Cadena Cerón, SEDARPA y a Rocío Pérez Pérez, SEDEMA. García Jiménez, se está deshaciendo de lo que no le sirve, y lo que no le “sirve”, en efecto, son toda esa bola de “recomendados”, hombres y mujeres que no le veían y respetaban como gobernador. ¿Ejemplos?, pues Eduardo Cadena Cerón y Rocío Pérez Pérez. Fin del comunicado. “Sobre los muertos las coronas”. (Artículo Escrito Por Federico Lagunes Peña).

Be the first to comment

Deja un comentario