El Secretario de Finanzas de Cuitláhuac, entre el amor y los “bisnes”

Línea Caliente

Por Edgar Hernández
¡Las repetidas torpezas y raterías siguen sumando en contra de Morena!
A escasos 13 días de las elecciones poco abona la última aventura amorosa del Secretario de Finanzas, José Luis Lima Franco, con su “colaboradora” Mariana Celina López Franco, a quien se da el lujo de obsequiar tremenda residencia en Cancún.
Poco abona a la causa lopezobradorista que regresen al imaginario colectivo las transas y trastupijes de la Sefiplan, que maneja más de 128 mil millones de pesos, y en donde se observa la mano negra del subsecretario de Finanzas, Eleazar Guerrero, primo del gobernador Cuitláhuac García.
Y es que, si no son los escándalos de faldas, son los “bisnes” o las tremendas embarcadas que ha puesto el titular de Finanzas a los veracruzanos que en menos de tres años ha colocado a Veracruz entre las cinco entidades más endeudadas de la república mexicana.
Habrán de transcurrir dos generaciones antes de que los veracruzanos podamos pagar los 45 mil millones de pesos de deuda pública con fecha de caducidad hasta el 2041.
Sexo, sudor de playa y francachelas.
El pasado fin de semana el agudo columnista Armando Ortiz, dio cuenta del romance que Mariana Celina López Franco está viviendo con el responsable de las finanzas veracruzanas, José Luis Lima Franco.
Además de los ríos de dinero, viajes y desbordados lujos que ahora carga la otrora modesta Mariana, disfruta del poder. Ella manda y si se equivoca vuelve a mandar.
Escribe Armando Ortiz que Mariana Celina López Franco era una joven como cualquiera, interesada en las narcoseries “pero el primero de diciembre su destino cambio. Fue contratada por la Secretaría de Finanzas de Veracruz por José Luis Lima Franco. A partir de ese momento empezó para Mariana Celina López Franco su Cuarta Transformación”.
Así, de ser una muchacha insulsa traba relación amorosa con el del dinero quien solo se dejó querer pensando que las mujeres lo acosaban por su enorme sex-appel.
Resultado: Mariana hoy, además de ser dueña del corazón de Lima, también es dueña de la Secretaría de Finanzas. Es la mandamás encargada de realizar los tratos con proveedores y prestadores de servicio y su firma avala millones y millones de pesos.
Pero no solo eso, José Luis Lima Franco, ya le compró una casa en Cancún.
De ese tamaño son los excesos de poder en manos de pendejos.
Y si Veracruz en otros momentos vivió abusos y excesos del poder, con los de la 4T, el quítate que ahí voy no tiene límites.
Las deudas.
De acuerdo a cifras oficiales, el gobierno de Cuitláhuac tiene empeñado a Veracruz con casi 45 mil millones de pesos, una deuda histórica que no se tuvo ni en las peores épocas de Fidel, Javier y Miguel Ángel Yunes Linares.
No deja de llamar la atención que el gobernador en su primer año bajó el monto sustancialmente a 41 mil 420 millones de pesos, y en 2020 lo redujo todavía un poco más, a 41 mil 135 millones de pesos, pero, en este 2021, año electoral, se le ocurrió pedir un préstamo por 2 mil millones de pesos, pagadero a 20 años.
¿Para qué? ¿Acaso para la operación electoral?
El empréstito se sucede, además, cuando su gobierno ha regresado 10 mil 403 millones de pesos a la federación, porque no los ejerció en obra pública. Esto es, en 2019 fueron 4 mil millones de pesos de subejercicio lo que se devolvió a la federación, pero en 2020, el año pasado, Cuitláhuac García dejó sin gastar 6 mil 403 millones 856 mil 291 pesos.
¿Para qué necesita, entonces, el dinero en esta víspera electoral?
Es una pregunta que no necesita respuesta.
Así, en medio de toda la feria de dinero y excesos el tema de los “bisnes” de Finanzas es ineludible.
Cómo pasar por alto la irregular contratación de obra y servicios a gobierno; cómo entender la obra pública sin los desbordados moches que alcanzan el 33%. Es más, hay obras que no se realizan y solo se pagan.
La propia Contralora General del estado, Mercedes Santoyo, reveló el 7 de diciembre del año anterior ante el Congreso local, que el 99% de los contratos de obra y servicios públicos no se licitan y se adjudican de manera directa.
Son más de 30 mil millones de pesos -en realidad son 128 mil millones- que pasan por las manos del subsecretario de Finanzas, Eleazar Guerrero, el primo del gobernador, quien no solo es el centinela del dinero, sino que además tiene a su hija en la misma chamba Nitzya Guerrero, en contratos y autorizaciones en el DIF, desde la Dirección de Atención a Población Vulnerable, y a su hijo, Eleazar, en manejos presupuestales en la secretaría de Seguridad Pública.
El poder de Eleazar se extiende a Jilotepec en donde su concuño Marino Esteban Moreno Díaz, será impuesto como alcalde tras las amenazas de cárcel al edil en funciones para que cediera la plaza.
¿De todo esto no se entera Lima? ¿Es omiso o cómplice?
Las de hoy son historias inconclusas de abuso de poder y dinero… salpicadas de romances tipo Corín Tellado.
Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo

Be the first to comment

Deja un comentario