Crean robot «afectivo» que ayuda a combatir la soledad

Agencia

Municipiosur.com

La industria de la robótica sorprende cada vez más al mundo con innovadores proyectos que facilitan la vida de los seres humanos. Tal es el caso de Aiko, un robot afectivo desarrollado en España, que utiliza Inteligencia Artificial (IA) para ayudar a las personas a combatir la soledad, exteriorizar sus sentimientos o emociones y mejorar sus habilidades comunicativas.

Este robot cuenta con motores para la expresión corporal, micrófonos, cámara y sensores de tacto con las que buscar una interacción lo más natural posible y, con ello, tratar de mejorar el bienestar emocional del usuario.

Aiko fue desarrollado por la empresa Aisoy Robotics del parque científico de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, en la región española de Valencia.

Como seres sociales, los humanos necesitan afecto, entretenimiento y compañía, y este dispositivo «puede mitigar la sensación de soledad entre las personas mayores y ayudarles a prevenir enfermedades mentales y deterioros cognitivos», indicó hoy en un comunicado el director ejecutivo de Aisoy Robotics, José Manuel del Río.

En cuanto a los niños, en ocasiones no tienen la suficiente confianza para hablar de los problemas con padres o amigos por temor al qué dirán o pensarán, pero gracias a Aiko, indicó, se puede «ayudar a desarrollar la autoconfianza, un elemento básico para el correcto desarrollo emocional y una buena salud mental».

«Buscamos un compañero que escuche sin emitir juicios de valor. Un buen equilibrio en nuestro estado anímico y nuestra inteligencia emocional nos hace sentir mejor y más alegres y aumenta la capacidad para superar cualquier dificultad y que la pandemia nos ha hecho recordar», añadió.

Sin duda, cada día la tecnología ha sido un aliado del desarrollo humano, en especial cuando se habla de robots. Incluso, hace algunos meses se volvió viral un video de una máquina capaz de imitar los movimientos humanos, su nombre es Atlas y puede realizar complejas rutinas de gimnasia.

Con información de: Milenio

Be the first to comment

Deja un comentario