EL PADRE PUTATIVO DE CARLOS SLIM

ColumnaSinNombre
@pablojair

Candidato de Tamaulipas promete traer
gratis a Metallica si gana elecciones…
Más candidatos así, porfa
–Chopenjawer

Es curioso, pero pocos saben en Coatepec que el magnate Carlos Slim venía seguido a visitar a Don José Ezequiel Iturriaga Sauco, un sabio de los últimos tiempos.

Quizás es porque el Pueblo Mágico es una ciudad que, hasta hace unos años, no estaba muy metida en el chisme. Era como un oasis a donde venían (vienen todavía) algunos a refugiarse de la vida ajetreada de Xalapa.

Coatepec era como el pueblo hippie, mágico y misterioso donde la banda venía a relajarse, fumar o a toquines de rock and roll en un ambiente más místico. Otro dato curioso es que aún siendo muy mocho, aquí tenía un cabaret por los años 80 conocido como «El Siroco», cuyo atractivo eran las imitaciones de cantantes realizadas por travestis.

Cuentan que aquí es un lugar en donde los xalapeños, xalapeñas, xelepeñes se venían a esconder a restaurantes como el famoso «Bonilla» para embriagarse en los privados y de paso ver a los segundos frentes: la novia, el novio, amante ocasional, escort; aventurero, aventurera, eventerere que vende caro su amor o lo cambia por mezcales.

Asi pues, con toda la discreción y con una Coatepec entonces recatada, apacible, que no se deslumbra fácilmente con el dinero (aquí el café llegó a valer casi como el oro), el entonces hombre más rico del mundo llegaba a la vivienda de Don José, en la calle Nicolás Bravo, una de las que bajan del centro de la ciudad directo a la salida hacia Xico.

Y no fueron pocas veces.

Alguien nos platicaba que el motivo era simple: para Don Carlos, la figura de Don José Ezequiel era sagrada, como la de un padre putativo, pues fue él quien le dio su primer préstamo bancario para abrir un negocio, lo que habría sido su paso decisivo para convertirse, años después, en un magnate.

Cuentan que esta relación nació desde que Carlos Slim era muy joven y tenía una tienda de telas con su familia ahí en el centro histórico de la Ciudad de México. Un cliente asiduo a esta tienda era Don José, quien tenía la oficina de Nacional Financiera enfrente y visitaba el local cada que podía.

De ahí nació una gran amistad entre el ingeniero que hoy sigue siendo el hombre más rico de México (ya no del mundo, pero se mantiene entre los 20) y el diplomático, asesor presidencial, historiador, sociólogo, politólogo, periodista y bibliófilo.

Iturriaga Sauco falleció el 19 de febrero de 2011. En su honor, en Coatepec se erigió un busto en la glorieta que está ubicada en la salida hacia Xico, donde florea cada año un enorme y hermoso árbol llamado Palo de Rosa.

La casa de Don José ahí sigue, con su biblioteca de más de 15 mil volúmenes que serían donados, pero que se mantienen una disputa legal entre las familias del primer y segundo matrimonio.

En su entrada, hay una placa que hasta hace poco todavía vimos que tenía un «parche» metálico, pues se equivocaron en uno de los datos.

El que ya difícilmente vendría a Coatepec sería Carlos Slim, quien hace poco reapareció con el presidente Andrés Manuel López Obrador en su rancho allá en Palenque, Chiapas, y quien también era un admirador ferviente de la labor y obra de Don José Ezequiel Iturriaga Sauco.

Definitivamente la nueva chaviza ni siquiera sabe esta historia (o pocos la conocen) como tampoco saben quién es el personaje de la glorieta y quién lo visitaba seguido. Ya sabe, cosa generacional por el implacable paso del tiempo.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Que por la tarde se contabilizaban 174 mil 511 maestros y maestras registrados en la plataforma para apuntarse a recibir la vacuna contra el Covid-19. O sea, poco más del 95% de docentes sí están interesados en vacunarse contra el mal del siglo. Por la noche, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez detallaba que al corte de las 18 horas, más de 37 mil docentes habían sido inmunizados en el primer día.

OTRA NOTA: Que en San Andrés Tuxtla la cosa anda caliente porque resulta que 12 policías municipales están bajo investigación debido a que habrían protegido a un supuesto ganadero llamado Elías Marcelo «N», quien fue detenido por probable posesión de drogas y abigeato así como por el presunto delito de ultrajes a la autoridad… Por lo anterior, se sabe que no sólo declararon los gendarmes, sino que también habrían tomado declaración al alcalde Gustavo Pérez Garay… A Elías Marcelo, alias «Lito», lo vinculan con el robo de las 200 cabezas de ganado a finales de marzo, en un racho llamado «El Abanico» en el municipio de Sayula de Alemán… Hay una versión tenebrosa al respecto: que días antes un enviado de la 4T habló con el alcalde para plantearle la situación que estaba por reventar; que además, el edil está en la mira por su muy conocida cercanía al clan Yunes.

OTRA NOTA EXTRA: Tres médicos del sector privado, residentes en Xalapa, lograron un amparo para poder ser vacunados contra el Covid-19. El abogado Armando Pacheco del Valle, informó que promovió un Amparo Indirecto en representación de dos doctoras y un doctor, y les fue concedida la suspensión, por lo que tendrán derecho a vacunarse pronto… Cabe recordar que el sector de los médicos privados ha estado protestando fuertemente para que se les incluya en la vacunación que realiza el gobierno federal de manera exclusiva, pues ya hasta los que tienen plaza magisterial sin haber ejercido como maestros ya se andan vacunando.

LA ÚLTIMA PORQUE MAÑANA TACO CON LA BANDA: Qué raro… Ya no se ven protestas de los perredistas por las detenciones de Rogelio Franco y Gregorio Gómez… ¿Será que ya se les acabó el ímpetu o el espíritu de manifestante? ¿O salía muy cara la movilización de los «simpatizantes»? ¿De plano ya mejor se esperan a que salgan del bote?

Be the first to comment

Deja un comentario