Hacer música a partir de las telarañas

Agencia

Municipiosur.com

Las arañas son maestras en el arte de la construcción. Tejen hábilmente telarañas intrincadas que les sirven de hogar y de terreno de caza. Si los humanos pudiéramos percibir el mundo como lo perciben las arañas, podríamos aprender mucho sobre sus habilidades sensoriales, la construcción de telarañas, el comportamiento de los arácnidos y otras cosas. Unos científicos han traducido la estructura de una telaraña en música, lo que tiene aplicaciones potenciales que van desde mejores impresoras 3D hasta la comunicación entre especies.

Los investigadores han presentado sus resultados, bajo el título “Imaging and analysis of a three-dimensional spider web and application in sonification”, en un congreso realizado vía internet por la ACS (American Chemical Society, o Sociedad Química Estadounidense).

«La araña vive en un entorno de cuerdas que vibran», argumenta Markus Buehler, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Estados Unidos, investigador principal del proyecto. «No ven muy bien, así que perciben su mundo a través de vibraciones, que tienen diferentes frecuencias». Esas vibraciones se producen, por ejemplo, cuando la araña estira una hebra de su seda durante la construcción de su telaraña, o cuando el viento o una mosca atrapada mueven la telaraña.

Buehler, que lleva mucho tiempo interesado en la música, se preguntó si podría extraer ritmos y melodías de origen no humano de materiales naturales, como las telas de araña. Además, al notar una telaraña tanto a través del oído como de la vista, Buehler y sus colegas del MIT, junto con su colaborador Tomás Saraceno del Estudio Tomás Saraceno, esperaban obtener nuevos conocimientos sobre la arquitectura y la construcción de las telarañas en 3D.

Con estos objetivos en mente, los investigadores escanearon una telaraña natural con un láser para capturar secciones transversales en 2D y luego utilizaron algoritmos informáticos para reconstruir la telaraña en 3D. El equipo asignó diferentes frecuencias de sonido a las hebras de la telaraña, creando «notas» que combinaron en patrones basados en la estructura 3D de la telaraña para generar melodías. A continuación, los investigadores crearon un instrumento similar a un arpa y ya han tocado la música de la telaraña en varias actuaciones en directo en todo el mundo.

El equipo también está interesado en aprender a comunicarse con las arañas en su propio “idioma”. Grabaron las vibraciones de la telaraña producidas cuando las arañas realizaban distintas actividades, como construir una telaraña, comunicarse con otras arañas o enviar señales de cortejo para el apareamiento. Aunque las frecuencias sonaban similares al oído humano, un algoritmo de aprendizaje automático clasificó correctamente los sonidos en las distintas actividades. «Ahora intentamos generar señales sintéticas para que, básicamente, hablen el lenguaje de la araña», adelanta Buehler. «Si las exponemos a determinados patrones de ritmos o vibraciones, ¿podremos generar respuestas y empezar a comunicarnos con ellas? Son ideas realmente apasionantes».

Con información de: Noticias de la Ciencia

Be the first to comment

Deja un comentario