Cruz Azul logra su doceava victoria seguida al vencer 1-0 a Chivas

Agencia

Municipiosur.com

Llegó la 12. Si hace una semana Cruz Azul implantó un récord de victorias seguidas para la institución; ahora, aumentó su estado de gracia al vencer a Chivas por 1-0, e igualó la marca histórica del Futbol mexicano: 12 triunfos al hilo que solo poseían el Necaxa de la temporada 1934-35 y el León del Clausura 2019. Sí, La Máquina sigue imparable.

Lo del Cruz Azul de Juan Reynoso ya no sorprende a nadie; es más, cada juego ganado solo es la confirmación del que debe considerarse como máximo favorito al título. Este equipo sabe bien a lo que juega; La Máquina es paciente, domina su estilo y cuenta con elementos en un gran nivel que pueden desatascar compromisos como ante Chivas, que vino a echarse atrás, apostando a solo no perder. Al final, no le salió.

Y es que El Rebaño es la otra cara de la moneda. Mientras los celestes todo es optimismo y confianza, en los rojiblancos se nota la desesperación y la angustia. El cuadro tapatío fue precavido en exceso, muy alejado de la versión que se esperaría de un conjunto que busca arañar la repesca. El castigo es mayúsculo, pues hoy parece que ni siquiera se meterá a esta instancia.

El primer tiempo fue un dominio claro de Cruz Azul, pero con esa dificultad para desenmarañar el tejido defensivo que le impuso Chivas. Así que para La Máquina se convirtió en un ejercicio de paciencia, generar sus opciones hasta que cayera la anotación.

La primera de peligro llegó al minuto 7, cuando Luis Romo colgó un centro y Jonathan Rodríguez remató con la cabeza, pero Antonio Rodríguez realizó una gran atajada para evitar la caída de su portería. La única clara del Rebaño vino instantes después con un cabezazo de Briseño en un tiro de esquina.

A la media hora llegó la segunda llegada cruzazulina, otra vez la combinación Romo-Rodríguez; Luis habilitó con un cabezazo al Cabecita, éste la bajó con el pecho y sacó el zurdazo que tapó con la pierna Toño Rodríguez. Instantes después Romo le intentó de media distancia y la pelota apenas salió abierta. Así se diluyó el tiempo del primer tiempo, Chivas tuvo una segunda llegada con un pase de Antuna al arribo de Brizuela, pero no logró rematar directo a portería.

Para el complemento, Chivas generó la primera llegada; una descolgada rápida de Antuna, quien pasó al centro, justo al arriba de Jesús Molina que sacó un disparo potente, pero justo a la posición de Corona. Parecía que el Rebaño se animaría a atacar, pero de inmediato recibió el tanto de La Máquina como una cubetada de agua helada.

Y es que Chivas es tan caótico y endeble que puede tirar a la borda todo en un simple saque de manos. Así cayó el gol de Cruz Azul. Vino el salida por sector izquierdo, Jonathan recibió y pasó a Romo, éste aguantó bien y tocó para Roberto Alvarado, quien pasó al espacio, justo al movimiento del Cabecita que con toda la frialdad del mundo cruzó a Toño Rodríguez. Una gran jugada colectiva.

Instantes después Escobar por poco hace el segundo con un buen cabezazo, pero Mayorga logró sacar la pelota en la línea de gol.

Estas jugadas despabilaron a Chivas que, ahora sí, se decidió a atacar. Pero entre Corona y las fallas de los atacantes, no hubo opciones claras; incluso, Cruz Azul estuvo cerca del segundo con un disparo de Romo y luego con un cabezazo, pero ambas opciones, Antonio Rodríguez le negó el tanto.

Se acabó el tiempo. Cruz Azul aumenta su leyenda en este torneo. Ya es uno de los equipos con más victorias seguidas en la Liga; quizá la próxima semana, cuando tenga la prueba de fuego ante América, se vuelva el único. Al mismo tiempo que acumula victorias, también acumula ilusión para la Liguilla.

En cambio, Chivas tal vez tendrá que conformarse con ver cómo se escribe esa historia desde casa, porque su futbol no le alcanza ni siquiera para estar en puestos de repechaje.

Con información de: Milenio

Be the first to comment

Deja un comentario