Perseverance se posa en la superficie de Marte, quinta nave en lograr la hazaña

Agencia

Municipiosur.com

La Administración Nacional de Aeronátuica y del Espacio (NASA) logró ayer posar sobre Marte a su vehículo de exploración Perseverance, quinta nave en conseguir la hazaña sin problemas y la primera que tiene como propósito responder a la pregunta de si hubo vida en el planeta rojo.

“Se confirma que tocó suelo” marciano, afirmó el jefe de misión Swati Mohan a las 15:55 horas del este de Estados Unidos (20:55 GMT), tras lo cual el cuartel de operaciones del Laboratorio de Naves a Propulsión estalló en aplausos.

La NASA publicó en la cuenta de Twitter de Perseverance una foto en blanco y negro tomada desde el dispositivo, que muestra la superficie granulosa del cráter de Jezero, en el hemisferio norte de Marte.

La misión fue una hazaña, ya que la maniobra de descenso era muy arriesgada debido al relieve del cráter. Los científicos bautizaron el proceso como “los siete minutos del terror”, por la incertidumbre vivida.

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, celebró la “histórica” gesta.

“Felicitaciones a la NASA y a todos los que han trabajado muy duro para que la histórica llegada de Perseverance fuera posible”, escribió en Twitter.

Después de entrar en la atmósfera de Marte a una velocidad de 20 mil kilómetros por hora, la temperatura subió hasta los mil 300 grados Celcius. El vehículo está protegido por un escudo térmico, que activó la apertura de un enorme paracaídas supersónico.

Entonces sus ocho motores lo ayudaron a frenar para desplegar sus seis ruedas y tocar la superficie.

En los próximos meses el vehículo intentará recolectar unas 30 rocas y muestras del suelo que serán enviadas de vuelta a la tierra en la década de 2030 para su análisis.

Los investigadores creen que el cráter Jezero albergaba un lago de unos 50 kilómetros de ancho hace más de 3 mil 500 millones de años.

“La pregunta de si había vida más allá de la Tierra es unas de las preguntas más fundamentales y esenciales que nos podemos plantear”, señaló Katie Stack Morgan, geóloga de la NASA.

“Nuestra habilidad de hacernos esta pregunta y desarrollar investigaciones científicas y tecnología para resolverla es una de las cosas que nos hace únicos como especie”, agregó.

Perseverance, del tamaño de un automóvil, se mueve a una velocidad máxima de 0.16 kilómetros por hora, lo que parece lento, pero supera a todos sus predecesores y mientras se desplaza analiza el suelo en busca de materia orgánica, hace un mapa de la composición química y estudia la presencia de vapor.

“Los astrobiólogos hemos soñado con esta misión durante décadas”, indicó Mary Voytek, directora del programa de esta rama de la ciencia en la NASA.

Lograr llevar de vuelta las rocas a la Tierra es crucial, ya que un fósil puede tener una forma similar a la huella que deja la lluvia, por ejemplo.

Los primeros meses de la misión no se dedicarán a buscar vida, sino a experimentos paralelos.

La NASA quiere, en particular, demostrar que es posible volar un vehículo motorizado en otro planeta. El helicóptero, bautizado Ingenuity, intentará elevarse en aire con una densidad equivalente a uno por ciento de la atmósfera terrestre.

Dos micrófonos tienen la función de grabar el sonido del planeta rojo.

La NASA también experimentará la producción de oxígeno en Marte. Un instrumento llamado MOXIE, del tamaño de una batería de automóvil, debería producir hasta 10 gramos de oxígeno en una hora, succionando dióxido de carbono de la atmósfera, con un proceso similar al de una planta.

Este oxígeno podría ser utilizado para respirar por los humanos que vayan a Marte en el futuro, pero también como combustible.

Perseverance es el quinto vehículo en posarse en suelo marciano. Desde el primero, en 1997, todos han sido estadunidenses, y uno de ellos, Curiosity, sigue con su misión en el planeta.

China colocó recientemente en la órbita de Marte su sonda Tianwen-1, que contiene un robot que se espera intente bajar en mayo.

Con información de: La Jornada

Be the first to comment

Deja un comentario