Así es el romance en redes sociales

Agencia

Municipiosur.com

Un dicho señala que el amor está en el aire, pero actualmente podría afirmarse que no es así, pues ese sentimiento, que se asocia con un corazón rojo o un ramo de rosas, vive, debido a la pandemia y a la tecnología, en distintas redes sociales; ahí se forma, se desarrolla y, en el mejor de los casos, se pasa a un plano físico.

Instagram, Facebook, Bumble y Tinder son algunas de las plataformas donde se generan las relaciones románticas actuales. Y hoy, que se conmemora San Valentín, vale la pena conocer testimonios de personas que comenzaron – y mantienen – sus relaciones a través de estas redes.

Instagram

Yamel conoció a Enrique, su pareja desde hace 2 años, a través de Instagram; ella los siguió primero y comenzaron a hablar de cosas banales, hasta que, debido a que el «tenía una escala de bastantes horas en la Ciudad de México y sabía que yo trabajaba en el aeropuerto», acordaron verse para tomar un café.

«Después de conocernos en persona, decidimos continuar platicando y viéndonos lo más que se pudiera; si bien no de una forma tan formal, no perdimos el interés el uno en el otro», cuenta.

Aunque ella apunta que la gran desventaja de iniciar una relación online es que «las redes sociales se vuelven parte de tu vida y de tu relación más de lo que normalmente pasaría ya que, así como conociste a esta persona, puedes y puede conocer a más. Hay que confiar demasiado en tu relación para dejar eso de lado».

«Las redes sociales son parte de nuestro día a día y si bien no podemos tener el control sobre la vida de nuestra pareja si tenemos la obligación de comentar qué cosas esperamos y qué cosas nos molestan en cuanto a redes sociales», indica.

La enamorada, que no gusta de hacer algo especial ene ste día, concluye contando su definición del amor: «Es diferente para cada personal y el lenguaje del amor también. El amor es poder confiar para todo lo malo y lo bueno en la persona con la que estás, y escogerla día con día».

Facebook

Aunque no todas las interacciones románticas que comienzan en redes sociales fluyen de buena forma. El mejor ejemplo es el caso de Sonia, quien conoció a Fernando en Facebook y, tras entablar un romance que desembocó en que él viviera con ella, todo acabó mal.

«Me espiaba en la misma casa: grababa las llamadas telefónicas y puso una aplicación de cámara de vigilancia en su celular para grabar lo que hacía», cuenta sobre lo que la orilló a concluir su relación.

Ante esto, lo que Sonia ahora hace – y recomienda – al entablar una relación vía redes sociales es primero «una averiguación previa de la persona. Muchas veces puede darse suplantación de identidad, trata de blancas. Pidan una videollamada después de algunas conversaciones y la ubicación por WhatsApp en tiempo real. El sexting no lo pongan como prioridad, a menos que el acuerdo sea sólo sexting».

Con información de: Milenio

Be the first to comment

Deja un comentario