MORENA: A DOS FUEGOS

AL PIE DE LA LETRA
Raymundo Jiménez

En las elecciones de junio próximo, Morena deberá enfrentar no sólo al frente opositor PAN-PRI-PRD que buscará arrebatarle más de la mitad de las 500 diputaciones federales y la mayoría de las 15 gubernaturas que se renovarán este año, sino que, también, el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador corre el riesgo de ser boicoteado por el fuego amigo de los grupos internos que desde ahora se disputan el poder con miras a la sucesión presidencial de 2024.

Y es que luego de la rebatinga por la presidencia nacional de Morena que finalmente ganó el ex coordinador de los diputados federales Mario Delgado –identificado políticamente con el grupo del canciller Marcelo Ebrard, aliado a su vez con la facción del líder del Senado, Ricardo Monreal–, ahora ha arreciado la pugna por las candidaturas a los gobiernos estatales.

Guerrero, Michoacán, Chihuahua, Sinaloa y Colima son los últimos cinco casos más estridentes, pues los aspirantes desplazados han denunciado la supuesta manipulación de las encuestas que inclusive uno de ellos ya impugnó legalmente ante los tribunales.

En Colima, la diputada federal Claudia Yáñez renunció a Morena luego de acusar que por intereses oscuros y acuerdos cupulares fueron impuestos varios ex superdelegados como candidatos. En una carta dirigida a Mario Delgado, la hermana de César Yáñez, actual coordinador general de Política y Gobierno de la Presidencia de la República, calificó como infame la manera en la que el dirigente partidista y las comisiones Nacional de Elecciones y de Encuestas usaron a los aspirantes que buscaban ser elegidos democráticamente. La legisladora afirmó que solamente fueron utilizados para darle visos democráticos a lo que llamó una “insultante farsa”.
Yáñez recriminó a Delgado que se “ofendió mi dignidad ciudadana al grado que me es imposible continuar afiliada a ese partido, en el que de manera desleal y oprobiosa se atropellan los derechos político-electorales de sus militantes”, y afirmó que “soy consciente de que, destruida la institucionalidad del partido y convertido éste en apéndice de una retorcida y cuestionable estructura electoral paralela, sería ocioso acudir a la Comisión Nacional de Elecciones y Justicia a denunciar el agravio”.
En Chihuahua, el senador Cruz Pérez Cuéllar acusó al coordinador general de Programas Integrales de Desarrollo del Gobierno federal, Gabriel García Hernández, de “cucharear” encuestas para imponer a su ex subordinado Juan Carlos Loera como candidato a gobernador de esa entidad fronteriza, por lo que promovió una impugnación ante el Tribunal Electoral del Estado que ordenó a Morena transparentar el proceso mediante el cual decidió otorgar la candidatura al ex delegado federal. Ahora, la Comisión de Honor y Justicia del partido obradorista, en un plazo que vence esta semana, tendrá que presentar al inconforme el método con el que se desarrolló la encuesta.

Arturo Sandoval Rodríguez, abogado de Pérez Cuéllar, explicó que el Tribunal Estatal Electoral (TEE) señaló que de acuerdo con el contenido del artículo 44 inciso “S” de los Estatutos de Morena, relativo a que las encuestas o dictámenes emitidos por el propio partido tendrán carácter de inapelable, no significa que sus procesos de selección de candidaturas sean inimpugnables.
En este sentido, el litigante indicó que los magistrados del TEE de Chihuahua precisaron que, por el contrario, se concluye la obligación de que todos los actos emitidos por los partidos políticos puedan ser sometidos a un escrutinio de legalidad a través de sus órganos de justicia “intrapartidista”, esto a fin de maximizar el derecho de acceso a la justicia de la militancia, así como de los aspirantes externos.
Este domingo, en Michoacán, el senador Cristóbal Arias rompió públicamente con Mario Delgado y negó su apoyo al candidato Raúl Morón –actual alcalde de Morelia, impulsado por el ex gobernador Lázaro Cárdenas Batel, asesor del presidente López Obrador–, y, en Guerrero, el ex superdelegado Pablo Amílcar Sandoval, hermano de la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, desplazado de última hora por una segunda encuesta que favoreció al senador Félix Salgado Macedonio, anunció este sábado que exigirá a Morena transparentar la designación del ex alcalde de Acapulco, ya que un primer sondeo supuestamente lo favorecía a él.

Enfurecido por la designación de Salgado Macedonio, el académico de la UNAM, John Ackerman, cuñado de Sandoval y uno de los principales panegiristas del obradorismo, acusó que la candidatura del ex perredista representaba el “quiebre histórico de la 4T”.
Ackerman señaló que “el pasado jueves, 17 de diciembre, Mario Delgado estuvo a punto de anunciar la designación de Pablo Amílcar Sandoval como el abanderado, pero sorpresivamente y de última hora se echó para atrás frente a presiones de parte de sectores mafiosos incrustados en Morena temerosos de perder sus privilegios y negocios”.
En aquella ocasión, el dirigente Mario Delgado aseguró que se aplazaría el anuncio debido a que la lista de aspirantes era larga y se había vuelto necesario depurar nombres. “Tuvimos reunión con todas y todos los participantes para la encuesta de Guerrero y se reiteró el compromiso de unidad para hacer un solo equipo y llevar la transformación a la entidad”, escribió en aquel momento el líder de Morena en su cuenta de Twitter.

Así, tras la segunda encuesta, continuó Ackerman, se dieron a conocer los resultados que daban por ganador a Salgado Macedonio, quien se mantenía en el segundo puesto de los sondeos.
“Queda perfectamente claro que la decisión que se tomó hoy no fue con base en ningún ‘ejercicio técnico’ que haya ‘tomado en cuenta la opinión de la ciudadanía’ sino que fue una decisión estrictamente política en donde se privilegió un perfil profundamente cuestionado, con muy graves señalamientos y denuncias formales de violación y violencia de género en su contra”, expuso el académico de la UNAM y esposo de Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública y hermana del aspirante a la gubernatura de Guerrero.
John Ackerman aseguró que el actual seleccionado del partido jamás luchó por la construcción del partido o porque se llevara a cabo la Cuarta Transformación. “Observó desde las gradas y saltó cuando la mesa ya estaba puesta”, arremetió.
Por otro lado, Amílcar Sandoval fue calificado por el comunicador como una visión fresca, joven e inteligente para el partido, además de prudente y con décadas de lucha en Guerrero. “Con decisiones como la de hoy se traiciona al pueblo de Guerrero, se pone en riesgo el éxito de la Cuarta Transformación y Morena se acerca cada vez más al triste desenlace histórico del PRD”, advirtió.
La respuesta del bando contrario provino del ex aspirante a la dirigencia nacional de Morena, Alejandro Rojas Díaz Durán, quien negó que haya un “quiebre histórico en la 4T” con la polémica candidatura del senador Salgado Macedonio.
Sin mencionar directamente a Ackerman, Rojas Díaz Durán, suplente del senador Ricardo Monreal, respondió: “No hay ningún ‘quiebre histórico en la 4T’ como dice quien sólo pretendía imponer a su cuñado incómodo, que ni pintaba en ninguna encuesta como ganador, salvo las que pagaron ellos”.
El fundador del Ala Democrática de Morena, partido del cual es también consejero, arremetió: “No, no hay quiebre histórico de la 4T ni de Morena, tan sólo por un berrinche del gringo llorón, alfil en México del siniestro gringo George Soros”.
Y señaló que “lo que sí persiste son las reminiscencias del ala radical, autoritaria y antidemocrática que aún mantienen el control de los órganos partidistas que deben renovarse democráticamente desde las bases de todo el movimiento y no sólo de un puñado de ellos, abriendo la afiliación y credencialización, incluyendo a todos los lopezobradoristas del país”.
Rojas adelantó que “iniciaremos este 2021 proponiendo la creación de una Comisión para la Reforma Estatutaria de Morena para su democratización, abriendo el debate sobre la actualización del Estatuto y su programa de acción, con una visión de izquierda vanguardista y progresista de todos los lopezobradoristas del país”.
“Mientras eso ocurre, es un imperativo político y moral cohesionar al lopezobradorismo para ganar las elecciones de este año, que será un referéndum popular a favor o en contra de la 4T y del Presidente Andrés Manuel López Obrador y exigir piso parejo para todos en las encuestas a todos los cargos de elección popular y respetar y apoyar el derecho de que se inconforme, con la ley en la mano, quienes consideran que han sido violentados en sus derechos políticos y partidistas”, dijo el político capitalino, cercano al senador Monreal y al canciller Marcelo Ebrard.
Y finalmente, en Sinaloa, la encuesta de la dirigencia nacional de Morena favoreció supuestamente al senador Rubén Rocha Moya, cuya veracidad fue cuestionada por el ex secretario de Gobierno, Gerardo Vargas, quien asegura que encabezaba las preferencias electorales.
Además de Vargas quedaron fuera de la nominación la senadora Imelda Castro Castro, y los alcaldes de Culiacán y Mazatlán, Jesús Estrada Ferreiro y Luis Guillermo Benítez, respectivamente.

Be the first to comment

Deja un comentario