Descifrando secretos de las cáscaras de huevo de dinosaurios

Agencia

Municipiosur.com

Desde el famoso descubrimiento de unos huevos de dinosaurio en el desierto de Gobi a principios de los años 20 del pasado siglo, estos restos fosilizados han capturado la imaginación de los paleontólogos y del público en general. Aunque ya se han encontrado huevos de dinosaurio en todos los continentes, no siempre está claro para los científicos qué especies los pusieron.

Ahora, unos investigadores que informan en la revista ACS Omega han reducido la lista de candidatos para una cáscara de huevo desconocida encontrada en México, comparando su microestructura y composición con cuatro muestras conocidas.

Debido a que muchos huevos de dinosaurio son similares en tamaño y forma, puede ser difícil determinar qué tipo de dinosaurio los puso. Las pistas pueden provenir de embriones fosilizados (que son raros), crías en el mismo nido o restos de adultos cercanos. Los científicos también han identificado características microscópicas de las cáscaras de los huevos que difieren entre los grupos de dinosaurios. Además, los investigadores han estudiado la composición elemental de las cáscaras de huevo fósiles para conocer mejor el paleoambiente y las condiciones que condujeron a la fosilización de los huevos.

Abel Moreno y sus colegas quisieron comparar la microestructura y la composición de cinco cáscaras de huevo de dinosaurio de nidos de la Formación El Gallo de Baja California, México. Basándose en las formas y tamaños de los huevos y en el registro fósil de la zona, los investigadores habían llegado a la conclusión de que tres de los huevos fueron puestos por ornitópodos (herbívoros bípedos) de la familia de los hadrosaurios (dinosaurios de pico de pato) y uno por un terópodo (carnívoros bípedos) de la familia de los troodóntidos (pequeños dinosaurios similares a las aves). La muestra restante estaba demasiado dañada para clasificarla a simple vista.

Usando microscopía electrónica de barrido, el equipo examinó las superficies externas e internas y una sección transversal de cada cáscara de huevo. En contraste con la superficie externa lisa de la cáscara del terópodo, las cáscaras de los ornitópodos y la muestra desconocida tenían nodos a diferentes distancias a través de la cáscara. Las imágenes de las secciones transversales de la cáscara de los ornitópodos revelaron que los conos mamilares -cristales de calcita en la superficie interna de la cáscara- formaban columnas delgadas y alargadas dispuestas en paralelo, con poros irregulares. En contraste, la cáscara de huevo del terópodo mostraba conos más gruesos y cortos dispuestos en dos capas, con poros más anchos.

La muestra desconocida se parecía más a las cáscaras de huevo del ornitópodo, lo que llevó a los investigadores a formular la hipótesis de que probablemente también era de la familia de los hadrosaurios. Además, los investigadores llevaron a cabo un análisis de la composición, que según ellos es el primero de ese tipo de análisis en cáscaras de huevo de dinosaurio recogidas en México. Dicen que los hallazgos podrían ayudar a revelar cómo el proceso de fosilización varió entre especies y localidades.

Con información de: Noticias de la Ciencia

Be the first to comment

Deja un comentario