Mario Mijares, dinamita al Colegio de Veracruz

Línea Caliente

Por Edgar Hernández

Cuando el Peje llegó al poder se pensaba que era broma eso de mandar al Diablo las instituciones ¡Era cierto!
En la tómbola del poder, el trasnochado comunista Mario Raúl Mijares Sánchez, llega a la rectoría de la institución de educación superior de más prestigio en Veracruz para, en sueños de opio, transformarla en la primera escuela de adiestramiento socialista.
Así, de un plumazo nos regresa a 1917.
Una inexplicable regresión histórica que busca colocar al prestigiado Colegio de Veracruz en el escenario de las otrora emblemáticas figuras del “Che” Guevara, de Stalin, de Fidel y Hugo Chávez.
Mijares de un plumazo cambia y modifica los planes de estudio de alta especialidad para instaurar las cátedras de “Comunismo I y Comunismo II” -que él mismo imparte, al igual que la cátedra de “Pensamiento marxista-leninista”-.
Mijares, quien se dio a conocer por su pésima ortografía -asegura que “habrá” se escribe sin “h”- es repudiando además por sus actitudes radicales.
Tras su llegada al Colver ordenó desalojar el Salón de Exrectores para instalar el “Museo de la Corrupción” y de manera por demás arbitraria y sin consultar a la Junta de Gobierno, dispuso el retiro de la placa del aula magna “Doctor Francisco Berlín Valenzuela”, padre del Derecho Electoral y fundador del colegio, por considerar que “no vale la pena”.
Y, ¡el colmo!
Pretende borrar el emblemático mural de Carreño que evoca a personajes insignes de la vida nacional -Cantinflas, María Félix, Agustín Lara, Juan Pablo II, Enrique Krause, Fox y Calderón- mandado a hacer por el otrora director del Colegio de Periodistas, José Pablo Robles Martínez.
La determinación de este mediocre y acomplejado Rector es porque plasma imágenes de gente corrupta.
En su lugar tiene proyectado pintar un mural con Evo Morales, Maduro, Daniel Ortega y el gran ideólogo del socialismo Vladimir Ilich Lenin.
Esa es la nueva realidad de la 4T en Veracruz.
Esa era la gran sorpresa que nos tenían preparada al llevarnos a las urnas a votar en favor de “primero los pobres” y no más corrupción de los conservadores.
¡Es el comunismo que llegó para quedarse!
Es la instauración de una vieja ideología que en los hechos en ninguna parte del mundo funcionó pero que hoy es revivida por la mente obtusa de un personaje como Mario Mijares, quien el día de su toma de posesión subió a las redes una fotografía de él con el torso desnudo mostrando la flacidez de sus carnes y decadencia de su cuerpo.
Mijares es la más clara muestra de la pretensión de Morena de regresarnos un siglo. De imponernos una ideología que los propios países de izquierda como China y Rusia han hecho a un lado y en donde en Cuba solo llevó a esa república a la dictadura y no precisamente del proletariado, sino la de Fidel Castro con más de 50 años en el poder… y no duró más porque se murió.
Esa es la brutal realidad que no está imponiendo Morena, una regresión histórica a güevo, un cambio silencioso, pero no menos pernicioso.
Lo que está sucediendo en el Colver es además grotesco porque si la limpieza del pensamiento ideológico y su imposición fueran a la buena, tal vez podría llegarse a un punto de equilibrio, pero los cambios ideológicos y de conducción política y académica están llenos de claroscuros, de corruptelas.
Hoy en el alma mater del Colegio de Veracruz priva el descontento no solo por las locuras de Mario Mijares.
Una denuncia pública de la periodista Claudia Guerrero pone el descubierto el entramado autoritario y de ambición de poder del titular de la Secretaria de Educación del estado, el viejo taibolero Zenyazen Roberto Escobar, quien pretende imponer a su hija Sidny Darian Escobar López como Consejera Estudiante del Colver.
Para ello, dado que no reúne el promedio para aspirar a tal posición, se dispuso reformar la convocatoria y bajar el promedio recomendado de 9 para que la niña, de bajo promedio, pueda participar.
Además, como ayudita adicional, se ordenó que no solo las de quinto semestre en adelante puedan participar, sino también las de tercer semestre, con el fin de que “Sidny”, así se llama, pueda aspirar a llegar a ser la líder de los universitarios en el COLVER, según revela la columna de la periodista.
Así se las gastan estos abusivos del poder.
Habrá que recodar que meses atrás Zenyazen, ambicioso del poder y del dinero -recién estrena mansión en exclusivo barrio de Xalapa- buscó a toda costa imponer a su esposa Liliana López Coronado, como Comisionada del Instituto de Transparencia y Protección de Datos Personales, Ivai, pero al no lograr el perfil, ni la preparación para lograr el puesto, la colocó como Jefa de la Unidad de Transparencia en el Congreso de Veracruz y, por si no fuera suficiente, la señora ya inició precampaña por la diputación de Orizaba utilizando recursos públicos.
Hoy, sin embargo, el punto es la decadencia del Colver.
La institución de altos estudios educativos que tanto orgullo dio a los veracruzanos, la que tuvo al frente de su Junta de Gobierno al expresidente Miguel de la Madrid, acompañado de reconocidos constitucionalistas como Diego Valadés, Jorge Carpizo, José Ramón Cossio e Ignacio Burgoa, la institución que trajo a sus aulas a Mc Luhan, a Nolte y al propio Maurice Duverger, hoy tiene al frente a un trasnochado “comunista” y en la Junta de Gobierno a Cuitláhuac y Zenyazen.
¡Aplausos!

*Premio Nacional de Periodismo

Be the first to comment

Deja un comentario