Nuevos negocios de Versteeg

DE POLÍTICAS

Por Federico Lagunes Peña

Leímos con mucha atención la nota periodística donde la empresa “OPCO Soluciones”, propiedad de los empresarios porteños: Emmanuel Peña Sánchez y Cornelius Daniel Versteeg, dan a conocer que PEMEX les debe 332 millones de pesos por la construcción y operación de una planta tratadora de aguas en Agro Nitrogenados. La demanda mercantil se encuentra radicada desde el 2019 en el Juzgado Tercero de Distrito en Materia Civil en la Ciudad de México. Si COPESA, de Peña y OPC, de Versteeg, hicieron la obra, pues es justo que la empresa petrolera, quien es la dueña de Agro nitrogenados, les pague lo que les debe. En este tema no hay discusión. ¡Señores!, hoy hablemos de Cornelius Daniel Versteeg Zebadua, el heredero de lo que un día fue la gran empresa Obras Portuarias de Coatzacoalcos. Cuando el papá de Cornelius Daniel vivía, y aquí hablamos de don Cornelius Versteeg, OPC era una compañía poderosísima, la cual se manejaba a muy “bajo perfil”. Cuando hablamos de “bajo perfil”, significa que la empresa no andaba metida en “notas periodísticas” o “escándalos judiciales”. El gran y admirable don Corneliues Versteeg tenía una frase: “La Fortuna se empieza a repartir desde las 7 de la mañana, yo por eso me paro a las seis para llegar a tiempo a la repartición”. Dicha frase, era el motivo por el cual el “Viejo Keiss” siempre llegaba a las seis de la mañana a las oficinas de OPC, por el rumbo del Hotel Terranova, para ponerse a trabajar por su empresa. Don Cornelius Versteeg fue un hombre reconocido en el mundo empresarial de México por su: honestidad, humanismo, generosidad y profesionalismo, tanto al interior de su “impero OPC”, como fuera de el. Don Cornelius Versteeg, trabajando de “sol a sol”, fue como hizo su reino empresarial, no solo en Coatzacoalcos, sino en todo el país. Muerto don Cornelius Versteeg, ya las cosas no fueron igual en OPC, pues su hijo Cornelius Daniel “aflojo el paso” y la compañía entro en “crisis financiera”. Mientras don Cornelius Versteeg fue un varón discreto y chambeador, no se puede decir lo mismo de su heredero. Cornelius Daniel ha encontrado una forma fácil para sobrevivir, y no es precisamente haciendo obras o parándose a las seis de la mañana para trabajar, ¡por supuesto que no!, Cornelius Daniel, desde 1998, año en que demando a las Comisiones Municipales del Agua Potable, de Coatzacoalcos y Minatitlán, detecto que vía “demandas mercantiles” se podría hacer de recursos financieros por supuestos “daños y perjuicios” en su contra y compañia. Si bien es cierto que Daniel, a la entonces CMAPS de Coatzacoalcos, no le pudo cobrar los 114 millones por la planta de tratamientos de la colonia “Peloteros”, si logro hacer un buen convenio con la CMAPS para que le pagará 16 millones de pesos, por “daños y perjuicios”. Cada mes recibía 200 mil pesos, y estos se empezaron a pagar cuando Sergio Amaro era el titular de la CMAPS, esa fue la orden que se dio de Xalapa. En los últimos años Cornelius Daniel Versteeg ha estado metido en varios “juicios”, unos mercantiles y otros penales, siempre solicitando que le paguen obras que supuestamente realizó su compañía. 1.- En julio del 2015, OPC y Versteeg se ampararon contra el Congreso de Veracruz por un decreto del “Túnel Sumergido de Coatzacoalcos”. Daniel diría en el 2015: “El motivo del amparo se debe a que durante la negociación entre la empresa concesionaria y el gobierno del estado para llegar a ese acuerdo no estuvieron incluidos proveedores con los que se tiene un adeudo de más de 830 millones de pesos….Es por esto que pidió a los legisladores locales se analice el decreto y se pague la deuda con los proveedores por el trabajo ya realizado”. 2.-En septiembre del 2016 le exigió al gobierno del estado de Veracruz el pago de 300 millones de pesos. Versteeg comentó en el 2016: “A dos meses de que concluya la administración estatal, existe la esperanza de llegar a un acuerdo económico, pese a que la última modificación al título de la concesión de la obra del Túnel Sumergido” prácticamente ocultó adeudos por más de 300 millones de pesos….Seguimos con el adeudo, somos la única empresa que no se les ha pagado, hay diferencias entre los socios y bueno estamos en búsqueda de una solución, es mucho dinero”. 3.-Pero no todo le ha salido bien en los últimos años a Cornelius Daniel Versteeg. En diciembre del 2016, fue denunciado penalmente por la empresa Desarrollo de Infraestructuras Concesionadas México, por mil millones de pesos. De acuerdo al expediente 1309/11/2016, radicado en una agencia del ministerio público de Tlalpan, Cornelius Daniel, junto con: Enrique Díaz Valdés, Eugenio del Barrio Gómez, Julio Mauricio Martín Amodio, Javier Pérez Altarez, Luis Edgar Menchaca y Luis Alberto Flores, presuntamente se “comieron” los pagos que hizo el gobierno de Veracruz por la construcción del “Túnel Sumergido” y no le pagaron a “Desarrollo de Infraestructuras Concesionadas México”. La denuncia penal ahí está por “fraude especifico”. 4.-Ahora, lo nuevo de Cornelius Daniel, es la demanda que tiene contra PEMEX por 332 millones de pesos por una planta de tratamiento en Agro Nitrogenados. Cornelius Daniel, ahí va, de “escándalo”, en “escandalo”, siempre en “juicios mercantiles” para ver si en una de estas se saca la lotería. Cornelius Daniel debería de echar mano de la sagrada frase de su padre: “La Fortuna se empieza a repartir desde las 7 de la mañana, yo por eso me paro a las seis para llegar a tiempo a la repartición”. Fin del comunicado. Comentarios: federico.lagunes@hotmail.com Tel: 9211353044.