Ahora sí habrá oposición

Sentido Común

Gabriel García-Márquez

El regreso del panista Ricardo Anaya Cortés viene a llenar un espacio que hasta hoy había estado vacío, toda vez que los partidos de oposición y sus líderes han brillado por su ausencia y su falta de liderazgo y de presencia en el escenario político nacional.

Inmediatamente después de perder las elecciones presidenciales contra Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya se retiró de la vida política y se fue a refugiar en la actividad académica, hasta ahora que decidió salir del ostracismo y regresar de lleno a la vida pública.

El tiempo que ha pasado en las aulas de clase le ha servido, como él lo afirma, para reflexionar sobre el pasado, el presente, pero sobre todo sobre el futuro de México.

Durante su mensaje presentado en redes sociales fue sincero al decir que le dolió perder la elección presidencial que fue un trago amargo, pero que ya ha madurado y se ha fortalecido su carácter. Que estos dos años alejado de la política, trató de no estorbar al presidente, pero que al ver los errores cometidos por este gobierno ha decidido estar presente y participar ayudando a remediar el desastre generado por los problemas que se han venido acumulando en el país.

Afirmó que ha venido a “proponer no a oponer”, porque no es suficiente estar nada más criticando sino hacer propuestas para enderezar el camino, para lo cual, al acabar la pandemia, se ha propuesto empezar a recorrer la República Mexicana, para volver a acercarse a la gente y proponer soluciones a los problemas nacionales.

Anaya Cortés anunció que durante este tiempo escribió un libro de 12 capítulos que irá presentando cada semana en videos, donde habla de su visión sobre los problemas que enfrenta México y explica sus propuestas para mejorar las cosas.

Por supuesto que la intención principal de Anaya es criticar la política de Andrés Manuel López Obrador y seguramente subirse desde ahora al tren del proceso electoral, para buscar una curul como legislador en el 2021, para después buscar de nueva cuenta la presidencia de la República en un frente unido donde podrían participar los partidos opositores a Morena.

Ricardo Anaya viene a sacudir de alguna manera el avispero para que los partidos de oposición despierten del letargo en que se encuentran, mostrando que existen y que pueden contender con verdadera fuerza en las próximas elecciones, donde por ahora no se les ve nada para ganar.

Con toda seguridad Anaya estará presente en el 2021 y 2024, sobre todo ahora que se le ha negado el registro a México Libre, el partido político de Margarita Zavala y Felipe Calderón, quienes tendrán que decidir si regresan al PAN o se retiran. Ricardo Anaya tendrá que trabajar duro y buscar la unidad para hacer un buen papel que le garantice el triunfo, bueno si es que su partido lo postula.