Andrés Manuel López Obrador, insiste en cancelar el contrato entre PEMEX y Braskem-Idesa

Agencias

Municipiosur.com

El presidente Andrés Manuel López Obrador planteó cancelar el contrato que tiene Pemex con la filial de Odebrecht, Braskem-Idesa, porque está viciado de origen y aseguró que se va a investigar la cláusula que obligaría a Petróleos Mexicanos a comprar la planta en caso de incumplir con la entrega de gas subsidiado para su operación. En La Mañanera de Palacio Nacional, dijo que no hace falta presentar muchas pruebas para combatir este contrato porque se trata de la empresa Odebrecht, la cual es mundialmente conocida por entregar sobornos y cometer actos ilegales en América Latina.

“Estoy planteando que este contrato se cancele y se puede llegar a un acuerdo con la empresa, pero desde luego no en los términos que ellos podrían estar pensando de que como hay un contrato y tiene que respetarse la legalidad pues tenemos que comprarle la planta o seguirles pagando o seguirles manteniendo el subsidio eso no, porque tenemos elementos también para demostrar que es un contrato viciando de origen”, afirmó. MILENIO publicó la semana pasada que existe una cláusula nuclear en el contrato entre Pemex y Braskem que obliga a la administración de López Obrador a seguir entregando etanol a precios muy por debajo del precio del mercado, o, de lo contrario estaría obligada a comprar la planta a un precio de 5 mil millones de dólares.

El Presidente mencionó que se va a revisar todo el contrato existente, pero están esperando a que avancen las investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR).

“Antes también se acostumbraba a fingir a ser mal las indagatorias para que cuando pasara a manos de los jueces ellos pudieran utilizar como pretexto o decidir de conformidad con la ley que era improcedente lo que le solicitaba el Ministerio Público. El actual fiscal es un profesional le tenemos confianza”, añdió. En tanto, el gobierno federal ya no está pagando el subsidio al gas etano de 30 por ciento ni el subsidio de transporte. De acuerdo con el Presidente estos rubros más multas y penalizaciones han tenido un costo para la federación de entre 10 y 15 mil millones de pesos. “Es un contrato leonino que no puedo asegurar que tenga esa cláusula pero tampoco lo dudaría porque lo hicieron a la medida contaban con todo el apoyo del gobierno de Felipe Calderón”, puntualizó. (Con información de Milenio).