“Calenturas” de García Joffre

DE POLÍTICAS

Por Federico Lagunes Peña

Cuál es el principal problema de la mayoría de los hombres y mujeres que llegan a trabajar al Gobierno: Federal, Estatal y Municipal?, solo uno, que como saben que llegan “recomendados” por sus poderosos e influyentes “padrinos políticos”, piensan que pueden hacer lo que se les pegue la regalada gana en las oficinas que están bajo su responsabilidad. Muchos de estos tipos, se creen seres humanos supremos, cuando no es así. Ellos, estos personajes que existen en muchas oficinas municipales, solo son simples empleados, por lo tanto, solo tienen un jefe a quien se deben y a quien tienen que obedecer con lealtad. Por lo regular, estos servidores públicos, es decir, los “recomendados”, no saben dónde van a colocar su “lealtad” cuando llegan a un cargo público, ya sea en favor de su “patrón” o su “padrino”. Por lo regular se van por el camino de sus “padrinos”, lo anterior, les crea inestabilidad para disfrutar los “huesitos” que les regalaron. El asunto de la renuncia de Noé García Joffre al frente de la Secretaría de Gobernación, en el Ayuntamiento de Coatzacoalcos, lleva muchos “mensajes”, los cuales, deberán de servir de “espejo” para otros muchos “recomendados” que tienen su empleo en el Gobierno Municipal de Coatzacoalcos. ¿Cuáles han sido los principales conflictos “políticos” y “personales” que se han dado al interior del Ayuntamiento porteño con los “recomendados”?, que infinidad de “recomendados” se han atrevido a “pensar” y “soñar” que son personas “intocables” por el simple hecho que llegaron al cargo por la honesta recomendación de sus “padrinos políticos”. Dicha soberbia y falta de humildad, a muchos, los fue hundiendo a tal grado que hoy en día ya se encuentran en sus casas, ahí rumiando su “fracaso laboral”. Estos hombres y mujeres que fueron puestos de “patitas en la calle”, no supieron aprovechar y valorar la oportunidad de trabajo que se les dio. ¿Con que nos quedamos con la salida de Noé García Joffre de Gobernación Municipal?, con un solo hecho, que el Presidente Municipal, Víctor Manuel Carranza Rosaldo, no va a permitir que nadie de sus colaboradores “se pase de galleta” en su Gobierno. Noé, es un hecho que perdió la confianza del alcalde en un tema que el señor García no supo manejar con: sensibilidad, responsabilidad, objetividad y honestidad. ¿Cuál tema?, el caso de la denuncia que presentó doña Irene, mamá de una de las jóvenes que perdieron la vida en la masacre de “Caballo Blanco”. A mediados de agosto, a Noé García Joffre, se le aviso, en tiempo y forma, que venía una denuncia contra Ángel Hernández, uno de sus principales colaboradores en la Secretaría de Gobernación. ¿El motivo de la denuncia?, acoso sexual contra doña Irene. El grave error de Noé García Joffre, fue “proteger” a su amigo Ángel. En el negocio de la política y la función pública, no es bueno “sudar calenturas ajenas”, y menos por cuates y colaboradores que actúan al margen de la ley. Noé pensó que las podía todas por ser muy chingón, ¿pero adivinen qué?, el señor nunca se dio cuenta que la “guillotina” lo acechaba para cortarle cabeza, y todo motivado por “sudar calenturas ajenas” o “hacer guardias que no le correspondían”. Hoy Noé, está en la calle y su “cuate”, al que trato de “proteger”, con la justicia atrás de él, por el acoso sexual contra una de las mamás de las víctimas de “Caballo Blanco”. Los datos duros: 1.-Víctor Manuel Carranza, lo volvemos a repetir, es un alcalde que aplica la “cero tolerancia” contra sus colaboradores que se pasan de “listos y “vivos”. El Presidente Municipal, y que lo anterior se escuche lejos, es un hombre de “mano firme” que no se anda con cuentos para poner en su exacto lugar a sus colaboradores cuando estos se sienten los muy chingones o los muy protegidos. 2.-Ahora bien, los “padrinos políticos”, de los muchos “recomendados” que existen en el Ayuntamiento de Coatzacoalcos, tendrán que reflexionar que ya no pueden seguir “recomendando” a seres humanos que cuando llegan a un cargo se “marean” o lo que es peor, que se sienten los “alcaldes”. Los “padrinos políticos”, que han perdido “espacios” en el Ayuntamiento de Coatzacoalcos, lo primero que tienen que hacer es reconocer que se “equivocaron” en sus “recomendaciones”, por lo tanto, para la próxima, cuando les toque “proponer” a alguien para un cargo público, lo que tienen que hacer es mandarles hacer un “examen de personalidad” para ver si son aptos para ser servidores públicos. En este negocio de la política hemos visto como hombres y mujeres llegan a pedir una oportunidad, y lo hacen con la mirada y la voz de “Jorgey”, el de la serie de televisión “Vecinos”, muy humildemente, pero ya encaramados en el “pinche poder”, se convierten en unos hijos de la tostada que no respetan ni a quien los “recomendó”. En esta vida se puede ser cochino, pero nunca trompudo. Fin del comunicado. Comentarios: federico.lagunes@hotmail.com Tel: 9211353044.