La gran Victoria Rasgado Pérez. La gran periodista y la gran política. El influyente periodista porteño, Ernesto Malpica Hernández, nos narra la historia de doña Vicky: “Ella fue una mujer toda bondad y generosidad…Fue una mujer inteligente que siempre sabía lo que quería…Con casi tres años de gobierno municipal, Vicky Rasgado estaba haciendo las cosas muy bien, inaugurando obras aquí y allá, era la única alcaldesa que se distinguía de todos los alcaldes de la región, por ser la que mejor hacia las cosas, era el mejor ejemplo que tenía MORENA en la región”. Llegó a Coatzacoalcos cuando tenía 20 años de edad, fue una excelente reportera, redactora y conductora… Vicky se convirtió en una estrella del periodismo. Te vamos a extrañar Victoria

La conocí, cuando tenía 20 años, llegó a la redacción del diario Liberal, siendo una estudiante en Ciencias de la Comunicación de la universidad René Descartes, joven, alegre con su hermosa sonrisa a flor de labios, así era Vicky Rasgado Pérez. Fue una mujer inteligente, que sabía lo que quería, buscando siempre la superación, recuerdo que, aun cuando no estaba bajo mi dirección, siempre gustaba que la corrigiera y que le señalara sus errores de redacción o me consultaba cualquier texto, en poco tiempo Vicky se había convertido en excelente reportera y redactora, gracias a que le gustaba asimilar las enseñanzas, incluso hasta las malas palabras, tan es así que la llegaron a comparar conmigo por las malas palabras. Pero Vicky, estaba preparada para otros vuelos, siempre a la victoria, como su nombre, fue así como llegó a la redacción del diario del Istmo, ganándose un lugar en el staff de reporteros, en poco tiempo Vicky se convirtió en la estrella de ese periódico, las noticias a ocho columnas con su firma estaban a la orden del día, siempre me las presumía y me pedía que les hiciera alguna observación, lo que era motivo de algún desayuno para señalar los aciertos y desaciertos, sobre todo en las entradas de las notas, que es donde siempre les falla a infinidad de reporteros. Vicky, siempre fue una mujer admirada e independiente, tuvo que abandonar su bella Cuichapita, como ella llamaba a su pueblo, para venirse a estudiar a Coatzacoalcos que tomó como su segunda patria, cada fin de semana la veíamos empacar para partir a Cuichapa para reunirse con sus padres, a quienes amaba intensamente. Todos los retos que se proponía los superaba, lo mismo pasó en la televisión en donde estuvo por un buen tiempo de reportera en un noticiero de TV Azteca, para ella no había imposibles y su trabajo lo hacía al cien por ciento profesional. Siempre fue una mujer toda bondad, generosa, cuando había que ayudar a alguien lo hacía y si no podía tenía esa calidad de gestora ante sus amigos o algún funcionario a quien le pedía el apoyo para hacerlo llegar a la persona necesitada, muchas cosas buenas no se divulgaron. UNA GRAN LIDERESA. Como ya lo comenté al inició, Vicky a temprana edad, sabía lo que quería, venía predestinada para ser una gran lideresa y pronto lo demostró al convertirse en la dirigente de la Asociación de Periodistas de Coatzacoalcos, en donde puso de manifiesto el apoyo a sus agremiados logrando algunos beneficios para la asociación. Pero Vicky quería más, deseaba servir a su pueblo, su inquietud por la política la movió a entrar de lleno a la política, sabía que en su municipio había que luchar contra un cacicazgo de muchos años, sin embargo, entrona como era no se arredró y pese a su primer fracaso, retornó a la lucha, en esta ocasión con el partido Morena, jugando por la presidencia municipal de Moloacán en donde ganó por escaso margen, venciendo al anquilosado cacicazgo. Con casi tres años de gobierno municipal, Vicky Rasgado estaba haciendo las cosas muy bien, inaugurando obras aquí y allá, era la única alcaldesa que se distinguía de todos los alcaldes de la región, por ser la que mejor hacia las cosas, era el mejor ejemplo que tenía Morena, incluso algunos se atrevieron a pedir que viniera a gobernar Coatzacoalcos o Minatitlán. Todos sabíamos que Vicky tenía un futuro promisorio dentro de la política, siempre estaba codeándose con los nuevos políticos del actual régimen, siempre gestionando obras y beneficios para su municipio, incluso con el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, quien la tenía en gran aprecio. Muchos de sus amigos ubicábamos a Vicky en una secretaría al final de su cuatrienio. Hoy, con lágrimas en los ojos lamentó el deceso de una gran mujer, la noticia de su deceso nos cimbró de pies a cabeza, se fue en plena juventud y en pleno éxito, deja un gran legado para para los suyos, para su municipio y para quienes fuimos sus amigos, descanse en paz amiga Vicky, algún día nos volveremos a ver. (Artículo Escrito Por él Periodista, Ernesto Malpica Hernández)