Heridas de Amber Heard las causó Elon Musk y no Johnny Depp

Agencia

Municipiosur.com

El matrimonio de Amber Heard y Johnny Depp, después de apenas 15 meses de unión, acabó con un acuerdo de divorcio millonario en agosto de 2016. Desde el pasado martes un tribunal de Londres atiende la demanda por difamación interpuesta por el actor contra el diario The Sun, que le acusó de ser un marido violento. Por ello, están saliendo a la luz detalles de la compleja relación entre ambos.

En la vista londinense, a la que también se ha visto obligada a acudir Heard, la pareja ha vuelto a sacar a la luz trapos sucios, peleas y broncas en público y en privado. Sin embargo, no solo ellos tienen una versión que dar, sino que se están filtrando las declaraciones de empleados, médicos o personal que ha tenido trato con ellos para así comprobar si tiene razón el tabloide británico o el actor de Piratas del Caribe. Los últimos en hablar han sido los porteros del llamado Eastern Columbia Building, el bello bloque de pisos de estilo años veinte en cuyo ático de la planta 13 vivía la pareja en Los Ángeles (California). Ellos han afirmado que Amber Heard, de 34 años, no dice la verdad y que las acusaciones de supuestos ataques de Depp, de 57, son falsas.

Alejandro Romero, el portero del edificio, y Trinity Esparza, la responsable de la seguridad del mismo, han emitido su opinión en un vídeo con una declaración jurada que ha filtrado el diario británico The Daily Mail. Los hechos de los que hablan Romero y Esparza se limitan a los últimos días de mayo y los primeros del mes de junio de 2016, cuando la unión de los intérpretes daba sus últimos coletazos. Según ellos explican, el 21 de mayo vieron a Amber Heard sin maquillaje, pero también sin heridas ni moratones de ningún tipo. Y ese día, según la actriz, fue cuando Depp le arrojó a la cara un teléfono móvil “como un lanzador de béisbol”. Ni ese día ni a lo largo de la semana, en la que Esparza vio en repetidas ocasiones a la intérprete de Aquaman, observó marcas en su rostro.

Sin embargo, el viernes 27 de mayo Esparza afirma que Heard “apareció con un corte rojo debajo del ojo derecho y con marcas rojas alrededor del mismo”. Además, la responsable de seguridad del edificio afirma que otra semana después, el 4 de junio, vio a Heard con más heridas, como un moratón en la mejilla izquierda, dos a cada lado del cuello con forma de dedos y “golpes con forma de monedas”.

Pero para entonces, para esos primeros días de junio, Johnny Depp ya llevaba dos semanas fuera de ese apartamento que habían compartido, como afirman Esparza y Romero y como confirma el equipo del actor, que aseguran que estaba “fuera del país”. De hecho, Esparza asegura que, durante esos días, Heard “había interactuado con Elon Musk”, y solo con él. Por tanto, esas heridas en ningún caso se las habría provocado su todavía marido, sino que habrían sido infligidas por Musk.

Según Romero, Musk visitó a Heard tarde, por las noches, “varias veces a la semana”, mientras que Depp esta fuera, en un rodaje. “Elon Musk acudía con frecuencia al ático durante la ausencia de dos semanas del señor Depp”, aseguran. Relatan que llegaba alrededor de las 11 de la noche y se iba no antes de la una de la madrugada, que era cuando él acababa su turno.

Heard y Elon Musk, el magnate de la tecnología y fundador de la firma de automoción Tesla y de la de viajes espaciales Space X, salieron juntos durante alrededor de un año, desde 2016 hasta agosto de 2017, aunque tardaron meses en hacer pública su rumoreada relación, que no se dio a conocer de manera oficial hasta abril de 2017. Durante una de sus declaraciones por difamación, Depp aseguró que su entonces esposa le había sido infiel con Musk mientras aún estaban casados, algo que ahora las declaraciones de los porteros del edificio podrían reconfirmar.

Con información de: El País