Muere un grande de Minatitlán, don Tomás Enríquez Núñez. Miembro del “Café Literario” y “Grupo Lazos

Por Florencia Basulto Nelsón

Municipiosur.com

El pasado 3 de julio falleció don Tomás Enríquez Núñez, Doctor Honoris Causa por la Universidad Popular Autónoma de Veracruz, miembro distinguido del Café Literario y del Grupo Lazos, quien se encontraba retirado de su vida laboral en Petróleos Mexicanos. Militó en las Juventudes minatitlecas y Alianza de Organizaciones, que hace algunos años intervino para que se reparara el malecón, se fundara la Central de Abasto y la Casa de Cultura. Pertenecía a la Logia Masónica “Miguel Hidalgo”. Gustaba de las letras y cuando radicaba en la metrópoli azteca era asiduo visitante de los cafés existencialistas, donde la felicidad no se busca en paraísos irreales. Charlar con don Tomás era un viaje al pasado por nuestra ciudad. Decía que el significado de la palabra Minatitlán más aceptado por los nativos de esta tierra y por reconocidos eruditos es: Tierra de Flechadores, como lo afirmaban el cronista don Viriato Da Silveira Pérez, Gutiérrez Tibón, Octaviano Corro R. Sergio Pitol, Luis Grajales y otros grandes historiadores. Don Viriato conservaba diversos documentos de hace muchos siglos que así lo indican. Don Alberto Yépez Alafita, quien fue alcalde de Minatitlán y vivía en una casa de machimbre en la calle Pino Suárez, cuándo aún no existía el mercado, le entregó gruesos legajos relacionados con su historia y quizá, entre ellos, las escrituras del siglo XVI, que prueban que Minatitlán ya existía desde mucho antes que naciera en España, Xavier Mina, cuyo nombre, le fue impuesto a Minatitlán, por el gobierno de Veracruz, pero su significado original, en náhuatl, es Tierra de Flechadores: Mina, flecha y tlán, lugar. Lo anterior, no solo se basa en el libro Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, donde se narra que los conquistadores (quienes pasaron por Tacoteno, en territorio de Minatitlán), fueron recibidos a flechazos, sino que aunque la flecha era de uso común en diversas culturas, en Lomas Coloradas por Santa Alejandrina, perteneciente a Minatitlán, un grupo se distinguía por el diestro manejo de la flecha. Gracias.