A Rutilo Muñoz Zamora, Obispo de Coatzacoalcos, se le acaba de “aparecer el diablo” en la iglesia de “Santa María Reina del Rosario” en la colonia “El Tesoro”. El señalamiento de un presunto abuso sexual que cometió el padre Cruz Antonio, ponen en una situación delicada a la Iglesia Católica que opera en Coatzacoalcos. Don Rutilo tiene que actuar igualito que el “Papa Francisco”, quien aplica la “Tolerancia Cero” contra los curas que les gusta “abusar” de los niños. La Diócesis de Coatzacoalcos, por mera honestidad tiene que fijar su postura oficial sobre los hechos fuera de la ley que se dieron con el padre Cruz Antonio

Al Obispo de Coatzacoalcos, Rutilo Muñoz Zamora, se le acaba de “aparecer el diablo” en la iglesia “Santa María Reina del Rosario”, la cual se ubica en la colonia “El Tesoro”. ¿Por qué se le “apareció” el famoso “chamuco” al líder de la iglesia católica en la región sur de Veracruz?, porque uno de sus sacerdotes, presuntamente trato de abusar de un jovencito. El padre Cruz Antonio, quien ya fue denunciado en la Fiscalía General del Estado, de acuerdo a la versión de los padres del “chamaquito” que fue “atacado”, intentó “pasarse de galleta” con su hijo. ¿Qué es lo delicado del “caso” del padre Cruz Antonio?, que su “mala conducta” ya había sido reportada al titular de la Diócesis de Coatzacoalcos, es decir, al señor Muñoz Zamora, ¿pero adivinen qué?, don Rutilo no le puso un correctivo al hoy sacerdote acusado de abuso sexual. Escribir de la Iglesia Católica, es un asunto bastante delicado y complicado, ¿el motivo?, un alto porcentaje de la “grey católica” se molesta, cuando se “toca” a su líderes católicos, aunque los hechos fuera de la ley que cometan sean ciertos y estén 100% comprobados. Hoy, con el fin de ser objetivos en el tema del sacerdote Cruz Antonio, vamos a echar mano del valiente “librito político católico” del “Papa Francisco”, quien desde el 2019, empezó a utilizar la “cero tolerancia” contra los sacerdotes que abusan de las niñas y niños. El “Papa Francisco”, no solo ha condenado con su voz los “abusos” de sus colegas, también ha tenido el valor de expulsar de la “Iglesia Católica” a los curas que han cometido “atropellos sexuales” contra niños y niñas. La última vez que el “Papa Francisco” aplico su “mano dura” fue en marzo del 2019 cuando expulso de la “iglesia Católica” a David Poulson, un sacerdote de los Estados Unidos quien abusaba de menores de edad. Otros de los hechos históricos del “Papa Francisco”, es que recientemente anunció la abolición de la regla que protegía a los pederastas, lo que implica un cambio radical en la forma en que la Iglesia católica trata los casos de abuso sexual a menores. Luego de las crecientes críticas por el alto grado de confidencialidad utilizado para proteger a los pedófilos, silenciar a las víctimas y evitar que las autoridades investiguen los delitos por casos de abuso sexual a menores, el “Papa Francisco ordenó eliminar el llamado secreto pontificio, atendiendo así a una de las reivindicaciones de las víctimas de pederastia. La Iglesia católica ha sido golpeada por decenas de escándalos que involucran el abuso sexual de niños por parte de sacerdotes en todo el mundo. El “Papa Francisco” ha prometido “tolerancia cero” para los curas delincuentes. ¿A dónde queremos llegar con el presente artículo periodístico?, a un solo punto, en efecto, que el Obispo de Coatzacoalcos, Rutilo Muñoz Zamora, en primer lugar no debe de “proteger” a sus sacerdotes que caminan al margen de la ley, es decir, por los “terrenos del infierno”; y segundo, así como el “Papa Francisco” tiene las agallas para hablar de los “abusos” que cometen los curas contra los niños y niñas, así debería de actuar en el caso del padre Cruz Antonio. Si don Rutilo “guarda silencio”, pues se convierte en “tapadera” de “quien” o “quienes” abusan de los menores. El señor Muñoz Zamora, tendrá que echar mano del mismo “librito” que utiliza el “Papa Francisco”, y este no es otro más que desligarse de las “ovejas negras” que dañan la imagen de la Iglesia Católica en Coatzacoalcos. El caso del sacerdote Cruz Antonio, de la parroquia “Santa María Reina del Rosario”, en la colonia “El Tesorero”, merece una declaración objetiva y honesta del Obispo de Coatzacoalcos. Guardar silencio en tan grave delito, hacen pensar al pueblo del sur de Veracruz, pero sobre todo al de Coatzacoalcos, que don Rutilo no lleva la misma “línea política católica” del “Papa Francisco”. El dato duro: 1.-Los líderes religiosos, son seres humanos de “carne y hueso”, dichos señores no son “dioses”. Si los líderes religiosos cometen un delito, hay que tratarlos como lo que en verdad son, en efecto, como hombres o “machitos”. Ningún líder religioso se debe “defender” o “escudar” debajo de una sotana, y mucho menos cuando han abusado de menores de edad. Ojala y don Rutilo Muñoz Zamora, tenga el mismo valor que el “Papa Francisco”, en fijar su postura sobre el caso del padre Cruz Antonio. “No hay hilos, no hay alambres”. Fin del comunicado. (Artículo Escrito Por Federico Lagunes Peña).