“Raterías Sindicales” de líderes sindicales de la Sección 11 de Nanchital en el Complejo Petroquímico Morelos. Socios de la Sección 11, de nuevo, vuelven a señalar a Carmen Carrizosa de comercializar las “plantas”. Los trabajadores afirman que Diego Vielma, es el “operador” de Carmen, quien se deja pedir hasta 250 mil pesos por “planta”. Urge que “El Tío Ramón” Hernández Toledo, “Jefe Político” y Jorge Tadeo Pérez, Secretario General de la Sección 11 del STPRM, investiguen los hechos. La denuncia, como puede ser “verdadera”, como puede ser “falsa”, pero una “investigación es lo más honesto que pueden hacer: Ramón y Tadeo

Léimos como mucha atención la larga “denuncia pública” que hicieron varios trabajadores sindicalizados del Complejo Petroquímico Morelos, donde, de nuevo, vuelven a señalar presuntos actos de corrupción de doña Carmen Carrizosa, alta funcionaria del Comité Directivo Local de la Sección 11 del Sindicato Petrolero, con domicilio en la ciudad de Nanchital. La denuncia que se hace contra la señora Carrizosa y su sobrino, Diego Vielma, este último “jefe sindical” en el “Morelos”, debería de preocupar a los “altos mandos” del STPRM, ahí donde manda don Manuel Limón, Secretario General del CEN del Sindicato Petrolero, ¿el motivo para preocuparse?, pues hay que tomar como argumento que el actual gobierno de la “Cuarta Transformación” no permite la corrupción, ni al interior del gobierno, ni fuera de él, es decir, en otras instituciones no gubernamentales. Los “quejosos” afirman que Carrizosa y Vielma, se están dejando pedir hasta 250 mil pesos por “planta”. En esta ocasión, quienes hacen la “denuncia” no acusan a Ramón Hernández Toledo, “Jefe Político” y Jorge Tadeo Pérez, Secretario General de la Sección 11 de Nanchital, de estar “involucrados” en la presunta “venta de plazas”, es todo lo contrario, los denunciantes le piden de favor al “Tío Ramón” y a Tadeo, que “investiguen” estas “sucias prácticas” que cometen Carrizosa y Vielma. ¡Señores!, sin lugar a dudas, mucho es lo que tendrá que reflexionar Hernández Toledo sobre su “relación sindical” que tiene con doña Carmen Carrizosa. No es la primera vez que doña Carmen “pone en el ojo del huracán” al “Tío Ramón”, ya antes, lo había metido en serios problemas por la venta ilegal de plazas en los Complejos Petroquímicos: Cangrejera, Pajaritos, Morelos y Terminal Marítima, donde la Sección 11 tiene su área de influencia. Hasta el día de hoy, doña Carmen y sus “socios”, la han librado, pero las denuncias penales ahí siguen “guardadas” en los Ministerios Públicos y Juzgados, por lo tanto, en cualquier momento se puede dar la orden que las “desempolven” para aplicar la ley como se debe. El dato duro: 1.-Si al “Tío Ramón” Hernández Toledo, los trabajadores del Complejo Morelos, le están “pidiendo de favor” que investigue las “tranzas” de Carrizosa y Vielma, pues al hombre no le cuesta nada ordenar una profunda y honesta investigación. Si Ramón, instruye para que se investigue los presentes “señalamientos” contra: Carrizoza y Vielma, es un hecho que recuperaría la “confianza” de miles de socios de la Sección 11, muchos de los cuales ya no lo respetan, pues saben que la que “maneja” la Sección 11 es doña Carmen Carrizosa. El “Tío Ramón”, tendrá que recordar las “recomendaciones” que le hacía don Carlos Romero Deschamps, cuando le decía: “Carmen te va a seguir metiendo en muchos problemas…con ella debes de dar un paso al costado, es por el bien tuyo Ramón, por el bien de la Sección 11 y por el bien del Sindicato Petrolero”. Ramón, nunca le hizo caso a son Carlos. El mega dato: 1.-¿Qué es lo que puede lograr Ramón Hernández Toledo si ordena una investigación contra Carmen Carrizosa y Diego Vielma?, dos cosas: 1.-Si la investigación da como resultado que Carrizosa y Vielma cometen actos ilegales, pues hay que jubilarlos o correrlos de la Sección 11 de Nanchital para que enfrente la justicia. 2.-Si la investigación da como resultado que las acusaciones son falsas, pues entonces hay que darles todo el apoyo a doña Carmen y don Diego, y mandar al demonio a los “difamadores”. Pero para poder llegar a una de estas dos decisiones, lo primero que se tiene que hacer es ordenar una investigación. Si la investigación no se hace, la percepción al interior de la Sección 11, ahí en la cabeza de los sindicalizados, tanto de planta, como transitorios, seguirá siendo que los líderes de la Sección 11 son 100% corruptos. Ahora todo depende de la decisión que tome “El Tío Ramón”. La moraleja para “El Tío”. El hilo se debe de romper por lo más delgado, nunca por el lado grueso de él. “Crea tú imperio, pero aprende a conservar tu reino”. (Artículo Escrito Por Federico Lagunes Peña).