“La Serpiente Asesina”

Por Federico Lagunes Peña

DE POLTICAS

¿Cuántas veces, a través de los años, aquí en Coatzacoalcos, no hemos leído o escuchado las noticias donde los famosos “urbaneros” atropellan y matan a peatones?, infinidad de veces hemos sido testigos de estos lamentables acontecimientos, los cuales ya son el “pan de todos los días” en el puerto. Hace algunas horas, un camión propiedad de la Sociedad Cooperativa de Autotransporte del Municipio, Ciudad y Puerto de Coatzacoalcos, es decir, los llamados “Quetzalcóatl”, le quitó la vida a Ángel David Florentino López, un niño de tan solo cuatro años de edad. La mamá del infante, doña Laura Consuelo López Gabriel, también resultó lesionada. Muchos podrían ser los “adjetivos” que hoy pudiéramos utilizar en contra del “chofer asesino”, lo mínimo sería mentarle su madre al conductor, quien con su imprudencia provocó una muerte, pero no tiene caso. Lo que hoy hay que “señalar”, lo que hay que “tocar de fondo”, es que la Dirección General del Transporte Público de Veracruz, donde el titular es Ángel Alarcón Palmeros y la Delegación Regional del Transporte Público, con sede en Coatzacoalcos, donde el jefe es Julio César García, no están haciendo “bien su trabajo”, ¿Por qué no hacen bien su trabajo?, por la simple y única razón que a todos los dueños y líderes de las “Cooperativas del Transporte Urbano”, les permiten sus “abusos”, siempre violando la ley del transporte público. La muerte del pequeño Ángel David, es en verdad lamentable, pero su muerte no debe de ser en vano, ¡por supuesto que no!, dicho fallecimiento, tendrá que servir para que los “titulares” de la Dirección General del Transporte Público en Veracruz, y aquí hablamos de: Alarcón y García, en forma rápida y expedita, realicen un “mega operativo” contra los “urbaneros”, donde lo primero que tendrían que revisar, es si los “choferes” cuentan con la debida preparación profesional para manejar un autobús donde por lo regular se transportan a 50 pajeros, personas que ponen en “alto riesgo” sus vidas al ir en un camión conducido por un ser humano que no está debidamente capacitado y acreditado. Las Oficinas de Alarcón y García, también tienen que “revisar”, si todos los conductores cuentan con su licencia “Tipo A”. Ángel y Julio César, también tienen la responsabilidad de “checar” si las unidades están en buenas condiciones para prestar un servicio tal delicado como es el transportar a ciudadanos. ¡Señores!, la Dirección del Transporte Público en Veracruz, ya no puede seguir haciéndose la: “ciega”, “sorda” y muda” en lo que hace al “transporte público” que se presta en Coatzacoalcos. Ya es momento que la Dirección General del Transporte Público en Veracruz, deje de ser el eterno “cómplice” de los dueños de las “Sociedades” o “Cooperativas” del transporte urbano en Coatzacoalcos. El dato duro: 1.-Ayer que leímos los medios informativos que tienen presencia en Coatzacoalcos, todos citaron el “accidente” que se registró frente al “Paso de Lanchas”, ¿saben qué fue lo que se les olvidó citar a los periodistas en sus notas?, el nombre de la Sociedad Cooperativa de Autotransporte del Municipio, Ciudad y Puerto de Coatzacoalcos, mejor conocida en el pueblo como “Quetzalcóatl”, “La Serpiente Asesina”, ahí donde su principal líder es Jorge Contreras, un dirigente transportista que cuenta con la “protección” de Carlos Demuner Pitol, líder de Coalición de Transportistas del Estado de Veracruz. Fin del comunicado. Comentarios: federico.lagunes@hotmail.com Tel: 9211353044.