En MORENA, se van definiendo los “grupos políticos”. En Coatzacoalcos nació la “tribu política” que encabezan: Claudia Balderas Espinoza, Senadora; Gonzalo Guízar Valladares, diputado local; Yazmín Martínez Irigoyen, Síndica Única en el Ayuntamiento de Coatzacoalcos y Raúl Calderón, jefe del Movimiento de Regeneración Petrolera. Todos los “actores políticos” al interior de MORENA se “preparan” para el año electoral del 2021. Las posibilidades de “crecimiento” de: Balderas, Martínez y Calderón, son muy escasas

Al interior de MORENA, aquí en Coatzacoalcos, varias son las “tribus políticas” que se han “creado” para intentar jugar un papel clave en el año electoral del 2021. Una de estas “tribus guindas” que quieren el “poder político”, a costa de lo que sea, son: Claudia Balderas Espinoza, Senadora de la República; Gonzalo Guízar Valladares, diputado local; Yazmín Martínez Irigoyen, Síndica Única en el Ayuntamiento de Coatzacoalcos y Raúl Calderón, jefe del Movimiento de Regeneración Petrolera, (MOROPE). ¿Cuáles son las verdaderas “posibilidades” de este grupo de personalidades que se han “unido” para buscar la “chuleta política” en el 2021 y 2024?, francamente, y de acuerdo a la información que tenemos, no tienen muchas posibilidades de “crecimiento” en MORENA, ¿el motivo?, los citados, se han “peleado” de fea manera con los hombres y mujeres que tienen el auténtico “poder” en MORENA. Balderas, Martínez y Calderón, se han quedado en una “isla política”, ¿qué significa lo anterior?, pues que en MORENA ya no serán tomados en cuenta para que continúen con su “carrera política”. El único que tiene “posibilidades” de seguir en el “juego político”, es Gonzalo Guízar, el hombre, hay que recordarlo, cuenta con su propio partido político, el PES. Guízar, desde el PES, y una vez que termine su labor como legislador local, es el único que dará un “salto político”, el cual, de nuevo, lo podrían llevar al Congreso de la Unión, como “diputado plurinominal”. El resto, es decir: Claudia Balderas y Yazmín Martínez, una vez que terminen su periodo como Senadora y Síndica, pues no les quedará de otra más que regresar a sus casas y a sus antiguos trabajos, pues en MORENA, desde hace mucho tiempo les fueron “cerradas las puertas” por sus actitudes beligerantes contra socios de la organización política. Raúl Calderón, el hombre no “creció” con su Movimiento de Regeneración Petrolera. Al final de cuentas, el señor Calderón, fue “tragado” por PETROMEX, a quien nunca se quiso unir para hacer una verdadera defensa de los trabajadores petroleros. Balderas, Martínez, Guízar y Calderón, ya tienen su “suerte política echada”, ellos, en efecto, podrán decir y gritar que van a seguir en la “grilla”, y efectivamente, nadie se los podrá impedir, pero la “grilla”, desde hoy, y hasta el 2024, ya no la harán al interior de MORENA. “Así es esto de las gelatinas, algunas cuajan y otras no”.