* ‘BOMBA’ TECNOLÓGICA EN LA SEV

Por Raymundo Jiménez

AL PIE DE LA LETRA

Este martes, sorpresivamente, fue presentado como nuevo director de Educación Tecnológica de la Secretaría de Educación de Veracruz, el maestro David Hernández Santiago, un distinguido académico de la Universidad Veracruzana que durante dos periodos fue director de la Facultad de Ingeniería Civil de la UV, donde coincidió con el ahora gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quien directamente le dio la instrucción al subsecretario de Educación Media Superior y Superior de la SEV, Jorge Miguel Uscanga Villalba, de darle posesión del cargo a su recomendado.

Ese día, a través de una videoconferencia, Uscanga Villalba presentó al nuevo funcionario a los directores de los 21 planteles tecnológicos de la entidad, pero hasta este jueves el maestro Hernández Santiago seguía sin recibir oficialmente su nombramiento por escrito y permanecía deambulando por los pasillos de la SEV, ya que tampoco ha podido tomar físicamente posesión de su oficina, donde sigue despachando la ex titular María Luisa Siliceo Rodríguez, incondicional del subsecretario Uscanga, la cual ha sido implicada en escándalos de corrupción, titulaciones y certificaciones apócrifas.

Hace poco más de cuatro meses, por ejemplo, trascendió en los medios de comunicación el caso de centenares de egresados de varios de los 21 institutos tecnológicos de Veracruz que fueron defraudados con un irregular proceso de titulación mediante una supuesta “certificación” por la que les cobraron 5 mil pesos a cada alumno a través de la asociación civil Consultores Asociados en Ingeniería Avanzada CASIA, A.C., de la que son socios Siliceo Rodríguez y el doctor Raúl López Leal, actual secretario técnico del Consejo Veracruzano de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico (COVEICYDET).

A finales de junio de este año se publicó que el caso más grave detectado se habría dado en el Instituto Tecnológico Superior de Xalapa (ISTX), donde Siliceo Rodríguez y López Leal son docentes.

Precisamente Siliceo, además de ser titular de la Dirección de Educación Tecnológica, seguía cobrando como trabajadora del ITSX.

Su empoderamiento en esta administración se le atribuía precisamente a su presunta complicidad con el subsecretario Uscanga, quien a pesar del megafraude en los tecnológicos la promovió ante el gobernador Cuitláhuac García para que la nombrara directora de Educación Tecnológica.

Y es que al menos desde hace un par de años se sabía de este escándalo en el Instituto Tecnológico Superior de Xalapa. Según la Circular número DA/138/17, de fecha 5 de septiembre de 2017, la Dirección Académica del ITSX dejó en claro que no se permitía la certificación como opción de titulación, y que las únicas opciones eran las señaladas en este documento dirigido a las Academias del ISTX con el propósito de darles a conocer los lineamientos a los que deberían apegarse en lo que respecta a la Titulación Integral, en lo subsecuente, a través de los siguientes tipos de proyectos: Residencia Profesional, Proyecto de Investigación y/o Desarrollo tecnológico, Proyecto Integrador, Proyecto Productivo, Proyecto de Innovación Tecnológica, Proyecto de Emprendedurismo, Proyecto Integral de Educación Dual y Estancia.

La asociación civil de Siliceo –la cual se constituyó legalmente ante el Notario Público número 26 de Banderilla, Jorge Armando Lince de la Peña, según consta en la escritura número 443 con fecha 02 de mayo de 2011– comenzó desde el inicio del sexenio del ex gobernador Javier Duarte (2010-2016) con el jugoso negocio de estas certificaciones que no están permitidas como opción de titulación dentro de los lineamientos del Tecnológico Nacional de México para que los egresados de los Tecnológicos se puedan titular.

Además, trascendió que Siliceo ya era insostenible dado que presuntamente mantiene en nómina a amigos y parientes en la mayoría de Tecnológicos y que, por si fuera poco, aún cobraría varios salarios en diversos planteles de este nivel, por lo que la chamba del maestro David Hernández deberá iniciar en la desarticulación de esa corrupta red de la protegida de Uscanga Villalba.

¿Será por eso que el subsecretario –por cierto, hijo del ex director de Enseñanza Media del estado y ex diputado local del PRI, Alberto Uscanga Escobar– le está dando tan humillante trato al nuevo director de Educación Tecnológica, aún a sabiendas de la cercanía del maestro Hernández Santiago con el gobernador? ¿Y el titular de la SEV, Zenyazen Roberto Escobar García, ignorará de veras esta penosa situación o acaso no interviene porque quizá esté molesto o sentido con su amigo Cuitláhuac por habérselo brincado al darle la instrucción directa a Uscanga Villalba, quien hasta ahora no ha cumplido cabalmente con la orden que recibió del jefe del Poder Ejecutivo?

¡Cuánta “lealtad”, “institucionalidad” y “disciplina”! Cómo han cambiado los tiempos y las formas políticas. Bienvenidos a la 4T.

ADIOS AL ‘SEGURO POPULAR’

Hace ocho meses, a principios de marzo, el ex secretario de Salud, Julio Frenk Mora, advirtió que si se desmantelaba al Seguro Popular se perdería un instrumento financiero que hasta el sexenio anterior venía ofreciendo una eficiente atención médica a los mexicanos con menos recursos.

Angélica Ivonne Cisneros Luján, quien en noviembre de 2018 solicitó licencia como Síndica del Ayuntamiento de Xalapa para hacerse cargo a partir del 1 de diciembre de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud (CNPSS), respondió de inmediato al ex funcionario foxista: “Julio Frenk (impulsor del Seguro Popular), como parte de expertos neoliberales, está defendiendo su reforma neoliberal. Nosotros defenderemos sin duda, como expertos que hemos estudiado los diferentes mecanismos para lograr el acceso universal a la salud, la creación de sistemas equitativos”, afirmó.

La economista egresada de la UNAM declaró a la reportera Natalia Vitela, del diario Reforma, que al llegar a esta institución se topó con un déficit de casi 20 por ciento del presupuesto 2018 que tuvo que cubrir con el gasto de este año, y que al revisar el paquete de entrega-recepción no encontró las denuncias por desvíos estatales, recibiendo información imprecisa por parte de su antecesor; sin embargo, puntualizó que esas no eran sus mayores preocupaciones, sino que su mayor desafío era concretar el plan de integrar el Seguro Popular a un sistema universal de atención a la población sin derechohabiencia del país.

La también ex directora de Recursos Humanos de la Universidad Veracruzana (UV) dijo entonces que la dependencia que le encargaron dirigir, el Seguro Popular, “es una burocracia tremenda”, enfatizando que “no necesitamos eso”.

Sin embargo, a casi un año de haber asumido dicho puesto, la escasez de medicamentos contra el cáncer en infantes ha hecho crisis, como se evidenció recientemente en el Hospital Pediátrico de Veracruz.

En su edición de este jueves, por ejemplo, el diario La Jornada publicó un caso patético: el papá de un niño con cáncer, paciente del Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, tuvo que firmar un pagaré por 60 mil pesos para que su hijo pueda continuar con su tratamiento. La causa: el vencimiento de la póliza del Seguro Popular que tenía y “por falta de claridad en lo que vendrá”, según le dijo personal de dicho nosocomio.

El señor lideró las movilizaciones para denunciar el desabasto de Metotrexato y ahora integra la protesta en contra de la reforma a la Ley General de Salud con la que desaparecerá el Seguro Popular.

El diario capitalino también citó el testimonio de la madre de otra paciente, la cual les expresó que quieren tener certeza sobre la continuidad de sus tratamientos, que hasta ahora están cubiertos por el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, y que ante las dudas habían solicitado una reunión con legisladores de la Comisión de Salud del Senado de la República, los cuales presuntamente no los quisieron recibir.