EN RIESGO EL SECTOR AGROPECUARIO

Por Gabriel García-Márquez

SENTIDO COMÚN

El futuro no pinta nada bien para el sector agropecuario, los recursos presupuestales propuestos por el gobierno federal ponen en riesgo a este sector.

Los recortes a los programas de apoyo al campo se verán reflejados en una caída de la producción en el campo de un 35%, lo cual hará que México dependa más de las importaciones, poniendo en riesgo la producción, la sanidad y la infraestructura.

Es necesario que se apoye a los pequeños productores, pero también a los grandes productores, que son los que se encargan de cubrir el mercado externo.

Aun cuando el presidente de la República se comprometió con los productores a apoyarlos con el fin de alcanzar la autosuficiencia alimentaria, no se ha hecho nada para conseguir estos objetivos.

Para la obtención de créditos destinados al sector primario, el productor puede acudir al Fira y a la Financiera Rural, que hace dos años prestaban al 11 por ciento anual y ahora con el nuevo gobierno subió al 12.90 por ciento anual y en adelante ha venido subiendo hasta el 15.43 por ciento.

Si se habla de apoyar al sector agropecuario, los hechos muestran que se están equivocando de estrategia, tal parece que lo que buscan es apoyar al que no hace nada y perjudicar al que produce.

En el campo se está viviendo una crisis como nunca había sucedido, a la fuerte sequía que afectó al sector primario durante este año, se suman las altas tasas de interés que se tienen que pagar para poder tener acceso al financiamiento.

Por lo que respecta al tan cacareado Crédito Ganadero a la Palabra se abrieron las ventanillas el 27 de junio y se cerraron el 17 de septiembre. Fue muy poco el tiempo para que todos pudieran presentar sus expedientes. Todo para obtener solamente 10 vaquillas.

Lo cierto es que a los productores del campo se les cierran las puertas y cada vez más se le complica el acceso al crédito y a los apoyos. Si lo que busca el gobierno es repoblar el campo y aumentar la producción no es esta la forma ni el mejor camino para lograrlo. De seguir así, seguiremos dependiendo de las importaciones.

Por cierto, las ventas de ganado en pie se han estancado y han bajado los precios de los becerros, esto quiere decir que los corrales de engorda no están vendiendo como el año pasado y no hay una explicación lógica que lo justifique.

Ojalá los legisladores sepan lo que se debe hacer para que en el ajuste del paquete económico del 2020 se reasignen recursos destinados al campo y hagan algo por detener el alza de las tasas de interés que tanto están afectando a los productores.