Ramos Alor ¡un bufón en salud!

Por Iván Calderón

* El dengue está matando a los veracruzanos

Perfilando

Mientras el Secretario de Salud de Veracruz, Roberto Ramos Alor, continúa con sus mamarrachadas que lo empiezan a caracterizar, la población veracruzana sufre de una grave epidemia de dengue clásico y hemorrágico, la cual está cobrando sus primeras víctimas fatales.

El titular de los Servicios de Salud al parecer no ha entendido que más que “un doctor general” que ofrezca consultas en zonas rurales para tomarse la foto y sentirse pletórico en altruismo, esta enorme dependencia necesita de gente capaz, de un administrador en salud pública, y no de un bufón que de “pena ajena” hasta a sus mismos compañeros.

Caray, existiendo tanta gente idónea para el cargo, pero pues Ramos Alor tiene la bendición de Rocío Nahle y párenle de contar.

Hace unas semanas cuando el diputado Erik Aguilar denunció un brote de dengue en su distrito, en este espacio les señalamos que pese al aumento de casos en más de un 250%, el Gobierno Federal no había comprado ninguno de los insumos requeridos para la fumigación y control de esta enfermedad transmitida por vector.

Señalamientos documentadísimos, nada de “fake news”.

Y no solo eso, según datos (evidenciados por medios nacionales) tampoco se aplicó algún presupuesto, ni mucho menos se realizó la compra de material, ni equipo, ni nada.

Sin duda en la federación, allá donde manda López Obrador o se hacían como los “tíos lolos” o pensaban que el dengue era un cuento neoliberal.

En ese mismo texto destacábamos, en “Veracruz ya estamos en grave riesgo”.

Y es que mientras en estados como Oaxaca o Tabasco se iniciaron con anticipación campañas constantes para prevenir los casos de Dengue, Zika y Chincungunya con recursos propios, en esta entidad, nuestro payaso Secretario de Salud no hizo nada, concentrándose en lanzar estúpidas declaraciones como “que ningún chile les embona a la prensa” o “que los medios inventaban titulares para vender periódicos”.

Sin embargo, con todo y las señales de brote epidemiológico, Ramos Alor tan solo esperó que por el viento de la rosa de Guadalupe todo se solucionara, llegando al grado de engañar al Gobernador Cuitláhuac García, pues lo hizo encabezar reuniones ordinarias de los Comités para la Prevención y Control de Enfermedades transmitidas por vector, y en la práctica eran inoperancia pura.

En honor a la verdad la situación de los servicios de salud es grave, en nada ha cambiado.

La neta.

No hay médicos, no hay medicinas, la atención sigue siendo pésima y si a esto le agregamos que el fantoche Secretario piensa que con las dichosas caravanas medicas radica la solución a todos los problemas, pues iremos de mal en peor.

Ojalá que García Jiménez ponga atención en este tema y que no vaya a salir con que tiene “otros datos”.

Esperemos a ver qué pasa.

@IvanKalderon

ivancalderonflores@outlook.com