Cuitláhuac demostró su “oficio político” al invitar a Jorge Winckler a la “reunión de seguridad”. El gobernador fue: “generoso” y “magnánimo” con el Fiscal. El pueblo veracruzano está harto de “pleitos de comadres”. El “acercamiento” que se dio, hay que verlo como “positivo”, nunca como “negativo”. Winckler se debe de poner a trabajar como dios manda. Eric Cisneros también deberá mostrar su “oficio político”

Quien haya dado el primer paso, eso no tiene la más mínima importancia. Si la “orden” vino de la Ciudad de México, eso tampoco tiene importancia. ¡Señores!, el pasado martes, en la ciudad de Xalapa, se dio una “reunión de seguridad”, la cual fue encabeza por el gobernador de Veracruz. La gran “novedad”, en dicha “junta de trabajo”, fue la presencia física de Jorge Winckler, Fiscal General de Veracruz. ¿Con qué nos podemos quedar con este interesante y honesto “acercamiento” que se dio entre el Jefe del Ejecutivo Estatal y el Fiscal?, simple, nos quedamos con el gran “oficio político” que demostró Cuitláhuac García Jiménez. El gobernador fue “generoso” y “magnánimo” con don Jorge. Aquí, en este espacio, hemos escrito varias “columnas periodísticas” donde hemos dicho que el pueblo de Veracruz esta hasta la madre de los pleitos que se traen los funcionarios “guindas” con los “azules”, y viceversa. ¿Cómo dice Andrés Manuel López Obrador?: “Amor y Paz”. Ahora bien, Jorge Winckler, luego de ver y palpar la “generosidad” y el buen “quehacer político” de Cuitláhuac, tendrá que reflexionar con seriedad y objetividad, en efecto, que le ha llegado el momento de hacer a un lado los “pleitos de comadres” que se trae con varios actuales funcionarios estatales, para ponerse a trabajar como dios manda, y aquí hablamos que el Fiscal tendrá que empezar a dar buenos resultados en su área de influencia para que todo mundo esté satisfecho con su “chamba”. La nobleza, con nobleza se paga. Los datos duros: 1.-La invitación que el Gobierno del Estado le hizo a Winckler para que estuviera el martes en la “reunión de seguridad”, es un hecho que no fue del agrado de muchos “grillos guindas” que rodean a Cuitláhuac, de lo anterior estamos 100% seguros, por lo tanto, existe la plena seguridad que habrá “voces políticas” en Palacio de Gobierno, para echar a perder una futura “buena relación” entre Jiménez y Winckler. Ahí es donde el gobernador y el Fiscal tendrán que ser muy inteligentes para no dejarse “manipular”, y la única forma de ser inteligentes, es no escuchar las “grillas baratas”. 2.-Otro personaje que tendrá que demostrar que si tiene “oficio político” es Eric Cisneros. El Secretario de Gobierno, se debe de olvidar por un momento que Jorge Winckler existe. Los odios de Cisneros, se deben de ir al cesto de la basura. Ahora hay que trabajar en forma coordinada para brindarle paz y tranquilidad a los veracruzanos. 3.-Jorge Winckler, tendrá que dar un “paso al frente” para demostrarle al gobernador de Veracruz que si puede ser un funcionario eficiente. La suerte de Winckler, depende del propio Winckler. Jorge tendrá que demostrar, en los hechos reales, un trabajo más eficiente y profesional. La moraleja de hoy sería: Fidel Herrera, siendo gobernador, le decía a: colaboradores, alcaldes, políticos y periodistas: “No se peleen, para todos hay”.