Cómo viajar al pasado con las nuevas tecnologías

Varios monumentos y sitios arqueológicos de España despliegan técnicas de mapping y realidad aumentada para recrear su historia

Municipiosur.com
Agencias

¿Para qué ver ruinas cuando ese templo, aquel anfiteatro o esa ciudadela puede reconstruirse gracias a las nuevas tecnologías? La realidad aumentada y el video mapping revolucionan la manera en que los turistas descubren la historia.

Y no hace falta viajar muy lejos, varios destinos de España recurren a estos sistemas para lograr una experiencia totalmente nueva para los visitantes.

Adiós a la audioguía
Dentro o fuera de un museo, en una catedral, por toda una ciudad o en un complejo arqueológico, las nuevas tecnologías reconstruyen de forma virtual el esplendor del pasado, pero también ofrecen nuevos guías en forma de avatares digitales que cuentan cuál fue su historia.

“La audioguía está muerta, está jubilada ya”, asegura a Efe Víctor De Vega, responsable de Imageen, una de las empresas en España dedicada a la reconstrucción con realidad aumentada simulada de lugares turísticos.

La reconstrucción de Mérida
Con una decena de proyectos en Cartagena, Tarragona y Cambrils, entre otras ciudades, De Vega destaca el proyecto del anfiteatro romano de Mérida, “el más completo y rico visualmente”, con el que no solo se viaja a la época romana para reconstruir su aspecto o ver una obra de teatro, sino a 1910 cuándo se encontraron sus ruinas.

Asesorados por arqueólogos e historiadores, se traslada a modelos virtuales el conocimiento que se tiene de ese lugar, “de la forma más fidedigna posible”, un proceso que puede durar de tres a cinco semanas para un monumento y de hasta cinco meses para una ciudad, dependiendo de cuántos puntos se reconstruyan.

A partir de ahí todo queda en manos del viajero, que puede usar gafas especiales o descargar una aplicación para buscar, por ejemplo en una ciudad, los lugares a los que apuntar el dispositivo y ver a través de él, de forma animada y en 360 grados, cómo era la vida cotidiana hace 20 siglos.

Mapping en Vitoria
Por otra parte, en Salamanca, una auto-guía de realidad aumentada para dispositivos inteligentes ofrece 30 puntos de interés organizados en tres rutas: Patrimonio de la Humanidad, Iglesias y Conventos y 2012 Año de Unamuno.

Una experiencia similar se puede vivir en Ágreda (Soria), donde una aplicación permite recrear cómo eran en el siglo XII algunos monumentos, mientras que en Segovia se ha presentado un proyecto de realidad aumentada en el que un juglar servirá de guía por lugares como el Alcázar o la Puerta de San Martín.