* Reestructuración: Sí pasó

Por Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.

Una vez más, los datos que hizo públicos la Secretaría de Hacienda, basados en sus propias mediciones, fueron descalificados por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien recurrió a su gastado argumento: “Yo tengo otros datos”. *** La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reportó que en el primer semestre de 2019 el gasto neto se ubicó en 2 billones 775 mil 727 millones de pesos, lo que implicó un subejercicio de 174 mil 484 millones de pesos respecto del gasto que se tenía programado ejercer en ese periodo. *** El gasto neto registrado también representó una caída de 4.5% real respecto del mismo periodo el año pasado, según el Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública al Segundo Trimestre de 2019. *** Cuestionado al respecto, López Obrador descartó que se trate de un subejercicio y lo calificó como “ahorros en gasto corriente y que el presupuesto se ejerce con orden”. *** Él, por supuesto, sabe que los ahorros se programan y se aplican a partir de estudios serios sobre las áreas más susceptibles y que esas economías se plasman en el Presupuesto de Egresos. Si al final se gasta menos de lo previsto, a eso se le llama subejercicio, no ahorro.

* * *

“De que va a pasar, va a pasar”.

Seguro, sin ánimos de confrontarse, simplemente con la serenidad que le da el saber que tiene a los operadores para hacer esa tarea, el gobernador Cuitláhuac García anticipó, horas antes de la última sesión del Pleno de la Legislatura local en su segundo período ordinario, que su propuesta de renegociación de la deuda pública sería aprobada.

La operación en el Poder Legislativo recayó, una vez más, en el Presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) Juan Javier Gómez Cazarín.

Luego de un prolongado debate, una vez que se sometió a votación el dictamen, 34 diputados votaron a favor, y salvo el fraccionado grupo del PAN (que le regateó al actual gobernador el voto que sí le dio a Miguel Ángel Yunes Linares), el consenso respaldó ampliamente el refinanciamiento de los pasivos del gobierno estatal.

Desde la víspera, el dirigente estatal del PRI, Marlon Ramírez Marín, anunció que ellos no se oponían a la reestructuración, aunque planteó la necesidad de que el Gobierno del Estado transparentara en qué se gastarían los recursos obtenidos.

Anticipó que como fuerza política cuidarían que se tenga información suficiente sobre la reestructura y sobre el uso de los recursos.

“Queremos puntualizar que los tres últimos gobiernos recurrieron al tema de renegociación de la deuda y queremos tener la claridad de que en esta ocasión va a ser ocupada verdaderamente, no solamente como un instrumento técnico, sino como la oportunidad de darle impulso y desarrollo a nuestro Estado”, dijo.

Y así resumió la principal preocupación de los veracruzanos: Entienden que es necesario renegociar, que el actual gobierno necesita liberar recursos para reactivar la economía en la entidad, pero han sido golpeados tantas veces, que hoy desconfían, que cuando escuchan “refinanciamiento” lo que les viene a la mente es un nuevo saqueo a las arcas.

“Sí va a pasar y respetamos a quien vote en contra”, anunció Cuitláhuac García, y eso sucedió.

Juan Javier Gómez Cazarín hizo su trabajo. Dialogó con cada uno de los 49 legisladores y les presentó los argumentos que aportaron los especialistas de la Secretaría de Finanzas del Estado. Incluso aquellos de la bancada de Morena que habían anunciado que votarían en contra, de pronto razonaron su postura y terminaron apoyando la propuesta del gobernador.

“Hemos analizado y estudiado la propuesta del gobernador Cuitláhuac García Jiménez. Se trata de una medida en beneficio de las necesidades más sentidas del pueblo veracruzano. Confiamos en su viabilidad”, expresó Juan Javier Gómez y fue lo que transmitió a sus compañeros diputados.

El resultado, una vez más, fue favorable.

Misión cumplida.

* * *

Epílogo.

Múltiples son las notas que leemos todos los días sobre la actividad de los grupos delictivos y es frecuente que la sociedad repruebe la actuación de las fuerzas policiales. Justo es destacar cuando la policía hace su trabajo. *** La tarde de este miércoles un ciudadano que salía del banco Santander, en la sucursal de Plaza Cristal de Xalapa, fue asaltado por dos sujetos armados. En cuanto fueron informados del atraco, elementos motorizados de la Policía Estatal se dieron a la tarea de localizar a los delincuentes. A uno de ellos lo interceptaron en la avenida Lázaro Cárdenas, mientras que el segundo fue capturado en el fraccionamiento Lucas Martín. *** Los presuntos delincuentes -identificados como Jonathan Antonio “N” y Miguel “N”, originarios del Estado de México- fueron puestos a disposición de las autoridades en el Cuartel de San José. La Policía Estatal les confiscó una pistola calibre 9 milímetros, con la que realizaron el atraco y una motocicleta en la que intentaron darse a la fuga. Bien.

filivargas@gmail.com