Implementan método de identificación en el Panteón Jardín

Comunicado

Municipiosur.com

Dentro de las acciones del Programa de Reordenamiento a Camposantos que emprendió el Gobierno Municipal, se implementó la utilización de placas para la ubicación de bóvedas, lo que ha facilitado a los familiares la identificación del sitio de las sepulturas.

Primero se pasa a la administración del Panteón, ahí se le proporciona el número de su lote y la sección que le corresponde, posteriormente el deudo se encargará de colocar la placa de identificación en el lugar.

La Regidora Segunda, Eusebia Cortés Pérez, informó que este método se inició en el Panteón Jardín, donde el encargado del mismo, Andrés Leyva Hernández y su personal, diseñaron este mecanismo para que las personas que vienen de otras partes de la república o bien del extranjero, a visitar a sus muertos puedan sin problema alguno llegar a la bóveda que les corresponde.

“Al perderse los archivos porque no fueron entregados a la presente administración, se determinó buscar un mecanismo que con la ayuda de los familiares pudiera volver a identificarse el sitio donde están enterrados los difuntos, se determinó la utilización de placas, de cualquier material, ya sea traída al panteón por los familiares o bien solicitar a los albañiles del lugar su elaboración.Es imprescindible que primero se pase con el administrador para la identificación del número de lote y la sección que le corresponde”, mencionó Cortés Pérez.

Por su parte, el Administrador de Camposanto, Andrés Leyva Hernández, informó que el nuevo sistema cuenta con los elementos exactos de cada bóveda, como son: el número, cuántos difuntos hay en ella, quién es el propietario, el número de recibo con que se pagó, el número de folio del recibo que se pagó, el número de folio de la perpetuidad y la fecha en qué se vence la perpetuidad.

Es importante recalcar que también contiene datos tan importantes como la fecha de defunción de cada uno de los que ocupan las bóvedas, porque en cada una de ellas, a veces hay hasta 7 u 8 difuntos; cabe destacar que cuando cumplen con su perpetuidad, cada 7 años pueden ser removidos los restos, reacomodados y enterrar nuevos cuerpos, finalizó el Administrador del Panteón Jardín.