Detectan efectos hormonales de un químico usado en filtros solares

Un químico presente en filtros solares, cremas y productos cosméticos causó alteraciones en procesos hormonales en estudios de laboratorio

Municipiosur.com
Agencias

Un químico presente en filtros solares, cremas y productos cosméticos causó alteraciones en procesos hormonales en estudios de laboratorio. Se trata de ensayos sobre cultivos de ovarios enteros de ratas que permitieron a científicos de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y del CONICET (Argentina) evidenciar que el BP3 actúa como un perturbador endócrino, es decir, interfiriendo con las vías de acción de las hormonas.

Los investigadores santafesinos publicaron sus resultados, un aporte a la sospecha mundial sobre los efectos hormonales que puede tener la exposición a este compuesto químico. A diferencia de lo que ocurre con otros contaminantes ambientales que llevan décadas de investigación, con sólida evidencia que impulsa la generación de regulaciones o mecanismos de control, lo que se sabe de los efectos de la Benzofenona 3 (BP3) es menor y la limitación de su uso es reciente. Actualmente solo se regula la cantidad de BP3 que se puede agregar a un producto, en Argentina es un 10%. Además, los rótulos deben indicar que lo contiene cuando supera el 4%.

“Es importante estudiar estos productos porque son de uso libre y muchos los consideran totalmente inocuos: está muy difundida la idea de que se puede usar toda la cantidad y todas las veces que uno quiera sin efectos negativos”, explicó Horacio Rodríguez, investigador del Instituto de Salud y Ambiente del Litoral (ISAL) dependiente de la UNL y el CONICET.

“No se trata de desalentar el uso de protectores solares, ya que cumplen una importante función de protección contra la radiación UV, pero sí de hacer un uso consciente, en particular en poblaciones vulnerables a los perturbadores endócrinos como son mujeres embarazadas y niños”, subrayó Clarisa Santamaría, docente de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas (FBCB) de la UNL y autora del trabajo publicado en Toxicology Letters.

Para conocer si un compuesto químico perturba las vías de acción hormonal, los investigadores exponen tejidos que son sensibles a hormonas a la sustancia de interés y observan si hay efectos. En este caso, el ensayo se realizó sobre ovarios de ratas.