Como “animales” trata el gobierno de Cuitláhuac a las autoridades de Pajapan. En un video se ve clarito como empleados de la Oficina del Gobernador, les “gritan” y “sobajan” a los habitantes de Pajapan. Mientras Andrés Manuel le da un trato digno y respetuoso al pueblo, los “empleadillos” de García Jiménez, tratan al pueblo “con la punta del pie”. ¿Por qué nadie sigue el gran ejemplo del “Peje”?

¿Cuántas veces los mexicanos hemos visto a don Andrés Manuel López Obrador, abrazando y “mimando” a un campesino o una campesina para intentar mitigar su “dolor de vida”?. ¿Cuántas veces hemos visto al hoy Presidente de la República, “echándose un taco” en una vivienda humilde, ahí acompañado por una familia campesina amolada?, la respuesta es simple, lo hemos visto, miles de veces. ¿Por qué Andrés Manuel comparte el “pan y la sal” y dialoga con los ciudadanos más pobres de México?, la respuesta siempre la ha dado el señor López: “Porque yo soy pueblo…yo me debo al pueblo…yo haré lo que el pueblo quiera que se haga”. Pues bien, la honesta y objetiva “filosofía política” de López Obrador, no se aplica al interior del “Gobierno Estatal”, es todo lo contrario, los “inquilinos” del Palacio de Gobierno, le: gritan, sobajan y maltratan al pueblo, y una gran prueba de lo anterior, pues ahí está lo que varios “empleadillos” del gobierno estatal le acaban de hacer a las autoridades y ciudadanos del municipio de Pajapan, a quienes trataron como si fueran “animales”. De estas desagradables acciones que ocurrieron el martes en Palacio de Gobierno no vamos a responsabilizar a: Cuitláhuac García Jiménez, gobernador de Veracruz y a Eric Cisneros Burgos, Secretario de Gobierno, ¡por supuesto que no!, ellos, a lo mejor ni se enteraron de lo que ocurrió en los pasillos de Palacio de Gobierno, donde un grupo de “gorilas estatales”, solo les faltó que se mearan sobre las autoridades y ciudadanos de Pajapan. Lo anterior es lo que no se vale, y ahí es donde sí deben de actuar Cuitláhuac y Eric. En esta vida se puede ser cochino, pero nunca trompudo, y sin lugar a dudas al gobernador y al Secretario de Gobierno, les va a crecer la “trompa” si no ponen de “patitas en la calle” o cuando menos “castiguan” a los “funcionarios menores” que maltrataron a los habitantes de Pajapan, habitantes que solo llegaron a Palacio de Gobierno a solicitar una audiencia con Cuitláhuac para que les pavimente un camino de 25 kilómetros y que les arregle las escuelas y puentes de su municipio. Las autoridades y pueblo de Pajapan, nunca llegaron a Palacio de Gobierno a “mentarle su madre” al gobernador, quien tiene más de seis meses agarrando de tontos con una audiencia para exponerle sus penurias. Las autoridades y pueblo de Pajapan, llegaron a Palacio de Gobierno, es decir, a la “casa del pueblo” de los veracruzanos, buscando hablar con el “Jefe del Ejecutivo Estatal” para que los ayude a salir de su “jodidez”. ¿Qué recibieron como respuesta?, un feo maltrato de varios “empleadillos” de la “Oficina del Gobernador”. Los datos duros: 1.-¿Qué acaso no le dará pena o vergüenza a Cuitláhuac y a Eric, que habitantes de un pueblo digno como el de Pajapan, coman en el suelo del Palacio de Gobierno, como si estos honorables hombres y mujeres fueran “animalitos”?. 2.-José Luis González Hernández, alcalde de Pajapan y los 21 Agentes Municipales que llegaron a Palacio de Gobierno, son seres humanos valientes. Su lucha, es digna por donde se le quiera ver, pues ellos, en efecto, lo único que buscan es el progreso de su municipio. El pueblo merece respeto y atención, y mucho más el pueblo humilde. Lo repetimos: “En esta vida se puede ser cochino, pero nunca trompudo”.