Al desnudo la clase política de Veracruz

Por Maquiavelo

Lo que se hubiera hecho en el Estado en Veracruz con los 3,500 millones de pesos que le dio el entonces gobernador Javier Duarte de Ochoa al candidato presidencial Enrique Peña Nieto. Un dinero que era del pueblo veracruzano y que fuera obsequiado para una campaña electoral. El número de hospitales, escuelas, carreteras y todas clase de obras públicas, así como de apoyos a las clases más necesitadas y que el gobernante lo regala para su autoprotección. Ese era el tema que explotaba para su beneficio personal, Miguel Ángel Yunes Linares, quien amenazaba al presidente Peña Nieto que lo iba a dar conocer para convulsionar el panorama político del país.

Obtuvo con esa extorsión multimillonaria grandes ventajas políticas y la gubernatura de la entidad, perjudicando seriamente al candidato priista, su primo hermano, Héctor Yunes Landa.

Su amigo, Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación lo apoyaba en estas gestiones ante Peña Nieto, de guardar silencio, a cambio de prebendas electorales y recursos para sus actividades políticas. Todo obtenido por una borrachera de Duarte de Ochoa donde presumía que contaba con el total apoyo y protección presidencial por ese millonario donativo de un recurso público que no le pertenecía.

Con la nota del bien informado reportero Víctor Hugo Arteaga se descorrió el complejo telón delictuoso y puso al desnudo a esta clase política corrupta que con esta fundamentada denuncia de complicidades los pone al borde de un prolongado encierro carcelario.

Hubo alguien que le informó al expresidente de México, Peña Nieto sobre lo que iba a publicar Víctor Hugo y un día antes decidió refugiarse en España y poner el Océano Atlántico de por medio. Coincidentemente detienen a su abogado Juan Collado, el que le tramitó su costoso divorcio con “La Gaviota”. Quien se salvó por salir unos minutos antes del mismo restaurante Morton’s de la ciudad de México fue el líder nacional petrolero Carlos Romero Deschamps. Versiones que también iban por él, de acuerdo a los numerosos agentes que participaron en ese operativo. Detuvieron a Juan Collado por una denuncia de un empresario inmobiliario en contra de los propietarios de la Caja Financiera Libertad, cuyos propietarios son Carlos Salinas y Peña Nieto.

El gobierno de la República ya tomó la decisión y apuró al fiscal general, Alejandro Gertz Manero, que empiece a dar curso a todas las denuncias presentadas en contra de exfuncionarios públicos donde figuran exgobernadores y con ello establecer una espesa cortina de humo sobre los cuestionamientos que afronta el presidente López Obrador. Inicialmente estas acciones penales estaban programadas para el mes de septiembre, pero los últimos acontecimientos sobre la salidas del director del IMSS, Germán Martínez y del secretario de Hacienda, Carlos Urzúa orillaron a tomar estas decisiones.

Va a ser un semestre del fin del primer año de gobierno lopezobradorista muy movido que repercutirá en diversas áreas del gobierno de Veracruz. Todos los días, el mandatario da lectura a diversos medios impresos y pide reportes documentados y precisos sobre lo que se publica en todo el país.

Es una característica que lo define desde que trabajaba en el estado de Tabasco con el gobernador Enrique González Pedrero, quien fuera el director de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM, institución donde cursó su licenciatura. Misma escuela donde se imparte Ciencias de la Comunicación, de ahí que presume de estar siempre bien informado y además de su reunión diaria con su vocero, el periodista Jesús Ramírez Cuevas.