“Exhiben” muy feo en la “mañanera” a Cuitláhuac. Lo “señalan” de promover el “nepotismo” en su gobierno. Las “mañaneras” con el “Peje” se han convertido en un “peligro” para todos los políticos del “presente” y el “pasado”. El “nepotismo” tendrá que ser “eliminado” en todos los niveles de gobierno. Periodistas veracruzanos harán acto de presencia en las “mañaneras” para exhibir a García Jiménez y a su gabinete. Ese es el “plan”

Las “mañaneras” del Presidente de la República, se han convertido en un “arma mortal” para muchos políticos del “presente” y del “pasado”, pues es ahí, en dicha rueda de prensa, donde salen a relucir infinidad de “denuncias”, unas por corrupción y otras por “nepotismo”. Hace algunas horas la “exhibida pública nacional” le tocó a Cuitláhuac García Jiménez, quien fue “acusado” por un reportero del periódico el “Noreste” de fomentar el “nepotismo” al interior de su gobierno. El comunicador del “Noreste”, al parecer, llevaba la “consigna directa” de “reventar” a Eleazar Guerrero, Subsecretario de Finanzas y Administración en la SEFIPLAN y a todos sus hijos, esos que presuntamente “chambean” en el Gobierno de Veracruz. Andrés Manuel López Obrador, no abundó mucho en el tema, pero sí dejó en claro que el gobernador de Veracruz tiene que dar una amplia explicación del “nepotismo” que se da en su administración. Si bien es cierto que el “Peje” ha venido en siete ocasiones a Veracruz, donde siempre le da su “espaldarazo” a Cuitláhuac, también es muy cierto, que García Jiménez no debe de abusar del cariño que le brinda el Jefe del Ejecutivo Federal, por lo tanto, tendrá que poner orden en el marcado “nepotismo” que existe en su gobierno. El primer gran “escándalo de nepotismo” que vivió Cuitláhuac fue en marzo pasado, donde su Secretaria del Trabajo, Guadalupe Argüelles, “se pasó de trompuda” al contratar a su hija Quetzalli Cárdenas Argüelles, una señorita que ganaba muy bien en la STyPS. A raíz de las “presiones”, tanto periodísticas, como políticas, que se hicieron contra la señora Argüelles, su hija Quetzalli tuvo que abandonar la dependencia, ¿pero adivinen qué?, su mami, “en lo menos que canta un gallo”, la acomodó como auxiliar en el Departamento Jurídico del Seguro Social de los Trabajadores de la Educación del Estado de Veracruz, ¿qué significa lo anterior?, algo muy sencillo, que doña Guadalupe Argüelles, a huevo, en efecto, metió a su hija en la “nómina estatal”. ¿Qué podemos entender de lo anterior?, que la señora Argüelles “se pasa por el arco del triunfo” la palabra “nepotismo”. Lo más importante para la funcionaria estatal, es que sus familiares se chingen el dinero del pueblo. Ahora, es decir, hace algunas horas, en pleno Palacio Nacional, ahí, teniéndose como testigo al mismísimo Presidente de la República, a Cuitláhuac le explotó un “escándalo Nacional”. Al gobernador lo “exhibieron” muy feo con relación al “nepotismo” que se da en su administración estatal. A raíz de lo que ocurrió en la “mañanera”, pues ahora el gobernador de Veracruz se encuentra entre la “espada y la pared”, y aquí hablamos de dos vertientes: 1.- Que le tendrá que pedir su renuncia a Eleazar Guerrero. 2.- “Aguantar vara” con el primo, al mantenerlo en el cargo. Lo que sí es un hecho, es que si Cuitláhuac no elimina el “nepotismo” en su gobierno, en las “mañaneras” de López Obrador, lo van a estar “jode y jode”. De lo anterior no hay ningún a duda. El dato duro: 1.-El gobierno de Veracruz, sobre quienes son los “jefes” en Comunicación Social, ahí donde manda Iván Luna, tendrán que estar muy atentos a todo lo que ocurra en las “mañaneras” de Andrés Manuel, hay indicios que muchos periodistas de Veracruz se trasladarán a Palacio Nacional para ser parte de las “mañaneras”, y desde ahí empezarán a “bombardear” a Cuitláhuac García y a quienes son parte de su gobierno. Algunos periodistas llevarán “pruebas” de sus argumentos, y otros solo se dedicarán a difamar. Si en Veracruz la prensa no es “escuchada”, pues todo mundo jalará para las “mañaneras” de Andrés Manuel. Vienen fuertes “tormentas”.