Pifias en procuración de justicia

Por: Jorge Yunis Manzanares

Es vergonzoso, triste, deprimente, molesto, imperdonable, que hechos que ocurrieron hace más de un año, donde han quedado secuelas imborrables en una persona, no se hayan castigado por la ley y menos se haya hecho la reparación del daño ocasionado a las víctimas.

Estando en mi oficina, llego a mis manos una carta con un tema que lastima a la sociedad y que es incumbencia de todos, señalamientos muy fuertes y delicados sobre un funcionario de la ciudad sureña y petrolera de Minatitlan, Veracruz.

Una persona de cuyo nombre pide resguardo y secrecía, por temor a represalias, solicita que se publique esto:

“El delegado de los servicios periciales de la ciudad de Minatitlan, Veracruz, es un tal Ingeniero Montes, una persona prepotente, déspota y grosera, corrupta, fui a ver el asunto donde se le solicito realizara un peritaje de responsabilidad para saber quien tuvo la culpa de mi accidente, donde fue atropellada por un camión de la santa clara, pasándome las llantas sobre mis piernas, el asunto es de más de hace un año, quien investiga solo me da largas, el delegado señala que no se puede hacer un peritaje, señor fiscal, cuando se me hará justicia, o tengo que ir a pedirle audiencia y usted constate con sus propios ojos el grado de mis lesiones, no es justo que servidores públicos con negro historial como es este señor montes, sigan sirviendo en sus filas, mire que sus propios elementos hablan muy mal de él, de ratero y corrupto no lo bajan, cuando pregunte por mi asunto, lo primero que me dijeron es que este señor, está vendido con la línea santa clara, que siempre hace lo mismo, que es una persona con palancas y la verdad estoy desesperada.”

Señor fiscal, hasta cuando seguirá usted permitiendo que esta nefasta persona siga afectando la imagen ya deplorable de la institución que usted representa, no seria la primera denuncia en contra de este personaje, que si mal no recuerdo tiene en esa oficina casi ocho años, un cambio siempre es bueno.