Hay nuevo “jefe” en la APEC. Fluvio César Martínez Gómez, es el líder de los “periodistas” en Coatzacoalcos. Cayó el cacicazgo de los “lobitos” al interior de la APEC. Fluvio, a pesar de ser “difamado” con una “campaña negra”, logró el respaldo de los comunicadores porteños. Armando Ramos, “era suya, pero la dejó ir”. Martínez tiene pensado “denunciar”

A pesar de las “difamaciones” de ciertos periodistas “mala leche”, quienes intentaron “ensuciarle” la imagen al relacionarlo con los “malos”, Fluvio César Martínez Gómez, alcanzó la victoria en las elecciones de la Asociación de Periodistas de Coatzacoalcos. Fluvio, le ganó a Armando Ramos, y le ganó bien. ¿Qué significa el triunfo de Fluvio?, algo muy simple, que, al interior de la APEC, llegó a su fin el “cacicazgo” de los famosos “periodistas lobitos”, hombres y mujeres que durante años se sintieron los únicos “dueños” de la Asociación. “Aires frescos” y 100% democráticos, son los que ahora soplan en la APEC, un organismo que en los últimos años vino de más a menos, todo motivado por el “secuestro” a que fue sometido por algunos de sus socios fundadores. ¿Cómo podemos valorar el trabajo que realizó Julio Escobar?, fue bueno, así, a secas. El “cambio positivo” que se acaba de dar en los mandos de la Asociación de Periodistas de Coatzacoalcos, hay que tomarlo como una “esperanza” para que la institución recupere mucho del terreno que ha perdido. Existe la fe, pero sobre todo la confianza para que los nuevos directivos le regresen su: “fuerza” y “prestigio” a la APEC. La misión no será fácil, pero lo repetimos, existe la confianza en favor de: Fluvio Martínez, Alan Garrido, Graciela Gómez, Sayda Chiñas, Gregorio Antonio, Jorge Cáceres, Mayte Morales y doña Teresa Carrasco. Estos valiosos personajes del excelente periodismo que se practica en el puerto, no tenemos la menor duda que van a sacar al “buey de la barranca”. La APEC, y que lo anterior se escuche lejos, tiene a muy buenos dirigentes, todos ellos son seres humanos que quieren lo mejor para los periodistas porteños, lo anterior habla bien de todos ellos. Los datos duros: 1.- ¿Qué conclusiones podemos sacar del proceso electoral que se dio en la APEC?, solo uno, que, en el medio periodístico de Coatzacoalcos, todavía existen personajes que son unos auténticos “marranos trompudos”, que les vale madre difamar y desprestigiar a gente honorable y buena, con el único fin, de solo “fastidiar”. Está clase de “pichos”, no tienen ni tantita madre. 2.-Hará bien Fluvio Martínez, tal y como lo tiene previsto, en denunciar ante la Fiscalía General del Estado a quien lo “salpicó de mierda” de mala fe. 3.-Con relación a los “lobitos”, es decir, a los ex caciques de la APEC que perdieron la elección del sábado, pues si se quieren largar de la Asociación para formar otra agrupación, pues desde hoy se les avisa que, al interior de la APEC, nadie los va a “extrañar”, así que a chingar a su “10 de Mayo”.