China y Arabia Saudí logran acuerdo petrolero de 8.800 millones

El príncipe Bin Salmán se apoya en Pekín para relanzar su imagen internacional tras el ‘caso Khashoggi’

 

Agencias

Municipiossur.com

La visita a China del príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán (MBS), se tradujo este viernes en la firma de jugosos acuerdos entre ambos países, sobre todo energéticos. El principal acuerdo responde a un proyecto conjunto entre Aramco, el gigante petrolero estatal saudí, con una empresa local para construir una refinería y un complejo petroquímico en el noreste de China, una inversión valorada en 10.000 millones de dólares (unos 8.810 millones de euros).

El viaje es la tercera parada de la gira asiática emprendida por el gobernante saudí, que trata de reforza sus alianzas en el este para recuperar su imagen internacional tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi. Pekín, como ya ocurrió en Pakistán e India, respaldó a MBS y cuidó sus crecientes relaciones con el reino, basadas en el abastecimiento energético y la complementariedad de los planes de desarrollo económico de ambos países.