Trump planea una apertura de una delegación en Corea del Norte

Trump se ha mostrado dispuesto a flexibilizar las sanciones impuestas a Corea del Norte

Agencias

Municipiossur.com

Funcionarios norteamericanos citados por medios como la CNN o el diario ‘The Wall Street Journal’ han afirmado que el presidente Donald Trump se plantea ofrecer al dirigente de Corea del NorteKim Jong Un la apertura de una oficina de representación de su país en Pyongyang, y permitir que los norcoreanos hagan lo propio en el territorio americano, durante su próximo encuentro en Vietnam.

El comunicado final que se difundió tras la reunión de los dos dirigentes en Singapur en junio de 2018 ya incluía una mención que asegura que los dos países “se comprometían a establecer nuevas relaciones, de acuerdo con el deseo de los pueblos de ambos países por la paz y la prosperidad”.

Las mismas fuentes indicaron que el citado gesto diplomático podría formar parte del paquete de incentivos que Trump ofrecerá al dirigente norcoreano -con el que se reunirá los días 27 y 28 en Hanoi- a cambio de que este acepte reanudar el desmantelamiento de su programa nuclear y de misiles.

El propio Trump se mostró dispuesto este miércoles a flexibilizar las sanciones internacionales impuestas a Corea del Norte si Pyongyang adopta pasos “significativos” en ese sentido.

“No he quitado las sanciones. Me encantaría poder hacerlo pero para eso el otro lado (Corea del Norte) tiene que hacer algo significativo”, aseguró el mandatario, que siempre había defendido que nunca aflojaría el acoso contra Pyongyang hasta que la nación asiática concluyera por completo la destrucción de su arsenal y esa determinación pudiera ser confirmada por observadores independientes.

Veinticuatro horas antes, el jefe de estado norteamericano había incidido en su nueva postura respecto a Corea del Norte, muy alejada de la retórica belicista que mantuvo en 2017. El presidente dijo que no “tiene prisa” por conseguir la “desnuclearización” de Pyongyang. “Mientras que no haya ensayos, no tengo prisa”, argumentó.

Durante su entrevista en Singapur, los dos mandatarios pactaron la “desnuclearización” de la Península coreana pero el proceso nunca se implementó ya que Pyongyang y Washington difieren sobre el significado de esa terminología y como llevar a cabo el proceso. Hasta ahora, Corea del Norte había insistido en que se hiciera paso por paso con medida recíprocas por parte de la administración norteamericana, algo que habían rechazado estos últimos.

El pasado martes el jefe de las fuerzas militares de EEUU en la Península de Corea, el general Robert Abrams, reconoció en una comparecencia ante legisladores norteamericanos que desde junio del año pasado las capacidades militares de Pyongyang no han disminuido.

“Es algo claro que a pesar de una reducción en la tensión a lo largo de la Zona Desmilitarizada y un cese de las provocaciones (de Corea del Norte), no se ha producido ningún o casi ningún cambio verificable en las capacidades militares” del país asiático, apuntó el uniformado.