Se destapó la cloaca

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.

No tiene razón de ser, no hay necesidad de prolongar más el trámite en el que se pondrá a votación de los legisladores locales, si se somete o no, al aún fiscal Jorge Winckler, a juicio político, a partir de dos denuncias, una por desaparición forzada, y la otra por tortura. *** Este miércoles se confirmó que será el viernes cuando se reanude la sesión extraordinaria en el Congreso local, para decidir si se aprueban los dictámenes elaborados por la Comisión Instructora, o se archivan sin consecuencia para Jorge Winckler. *** Para que dichos dictámenes sean aprobados por el Pleno, se requieren de 34 votos, pero eso ahora es lo menos importante. Se reanudará la sesión y se llevarán a cabo las dos votaciones (una por cada dictamen) y sin importar el resultado, se recurrirá a otros caminos jurídicos para conseguir que el “fiscal-carnal” de Miguel Ángel Yunes deje el cargo. *** El tema ha sido analizado a detalle en la capital del país, con el equipo de asesores del Presidente de la República, y mientras acá el Presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) Juan Javier Gómez Cazarín, hacía tiempo, allá elaboraban la estrategia que permitirá la remoción del Fiscal. *** Los que no lo entendieron así, y se dejaron deslumbrar por el oro yunista, habrán de pagar las consecuencias.

* * *

Está claro que los tiempos en los gobiernos de Morena no son los mismos que antes.

Han transcurrido más de 80 días y es ahora cuando empiezan a asomar los primeros resultados de las auditorías practicadas a la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, desde el proceso de entrega-recepción, en noviembre del año pasado.

No causa sorpresa alguna que sea la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol Veracruz) la primera en arrojar anomalías que ameriten denuncia penal.

Este miércoles el actual titular de esa dependencia, Guillermo Fernández Sánchez, acudió a la Fiscalía General del Estado para presentar la primera denuncia de la actual administración por un presunto acto de corrupción detectado en la gestión de Miguel Ángel Yunes Linares.

Justo unos días antes de que entregara el poder, Yunes linares presumía que dejaba “un Veracruz en paz, con estabilidad, desarrollo, obras en todas partes y sin ninguna denuncia por corrupción”.

Hoy ya están saliendo las primeras.

El nuevo secretario de Desarrollo Social explicó que quien fuera titular de la Unidad Administrativa de esa dependencia (la arquitecta María José Noriega Máñez) firmó varios contratos luego de que terminó su periodo como servidora pública, con lo que se presume habría generado un daño patrimonial cercano a un millón y medio de pesos.

Como pruebas documentales de este ilícito, el titular de Sedesol presentó contratos firmados por Noriega Máñez fechados los días 2 y 3 de diciembre del 2018, cuando ya había entregado el cargo.

El funcionario reveló que han detectado otras irregularidades y anticipó que presentará más denuncias.

Se sabe que en el programa “Veracruz comienza contigo”, instrumento propagandístico de Yunes Linares, se detectó que la entrega de despensas se realizó de forma discrecional. En la auditoría no han encontrado un padrón de beneficiarios, por lo que se han dado a la tarea de recabar la información mediante trabajo de campo.

A finales de 2017, Yunes Linares anunció que el número de beneficiarios del programa “Veracruz comienza contigo” pasaría de 300 mil a 600 mil familias, y que además de despensas recibirían ayuda en servicios de salud, educación y vivienda.

En cada uno de estos rubros se han detectado anomalías que serán motivo de nuevas denuncias.

Habrá que ver si el aún Fiscal Jorge Winckler procede en contra de los servidores públicos del gobierno yunista.

Ahí tendrá que demostrar su “autonomía”.

* * *

Epílogo.

Otras “perlas” de la corrupción en la que incurrió el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, se las está documentando la Auditoría Superior de la Federación. Tan sólo en la revisión de la Cuenta Pública 2017 esa instancia fiscalizadora detectó irregularidades por cerca de 3 mil millones de pesos. *** Y resulta que ese gobierno, que llegó con la bandera de acabar con la corrupción, se “hizo de la vista gorda”, desde la Contraloría General del Estado, y no sancionó las irregularidades que se detectaron a la administración de Javier Duarte. ¡Sí! Así como lo lee. El gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares conoció, pero solapó, actos de corrupción del gobierno duartista. *** La Contralora General del Estado, Leslie Garibo Puga, dio a conocer que en el gobierno yunista ningún funcionario o exfuncionario fue sancionado por el entonces contralor general, Ramón Tomás Alfonso Figuerola Piñera. “Sólo se hicieron 24 auditorías en el 2018; no es posible que si tenemos tantas dependencias solamente se elaboraran esas”. Para ubicar el tamaño de la omisión, la Contralora señaló que desde que asumió el cargo ha inhabilitado a 16 exfuncionarios y se aplicaron 46 amonestaciones. *** ¿Por qué razón se imagina usted que el gobierno de Yunes Linares podría querer encubrir a funcionarios duartistas? Fácil: sólo hay que seguirle la huella al dinero.

filivargas@gmail.com