“Zona Económica”, es puro “show mediático”. Todos los funcionarios le “meten la mano” a la ZEE, pero la realidad es que al “gobierno federal” no le interesa el proyecto, solo el “Corredor Transístmico”. Hay que dejar de “hablar aguado” y buscar nuevas “opciones”

Las “intensiones” de Oliver Damas de los Santos, regidor con la comisión de la Zona Económica Especial y Fernando Cerda, Secretario de Desarrollo Económico, son buenas cuando hablan del presunto proyecto de la Zona Económica Especial de Coatzacoalcos. Ambos funcionarios tienen los deseos de hacer bien las cosas, pues su preocupación es que al municipio lleguen nuevas inversiones y fuentes de empleo. Hasta ahí todo bien. Pero en este asunto de las Zonas Económicas Especiales, ya es momento de empezar hablar con la verdad para que los ciudadanos no alberguen “falsas esperanzas” en que pronto vendrá otro “boom industrial”. La única realidad de las ZEE es que el gobierno federal no las incluyó en el “Presupuesto de Egresos del 2019”, por lo tanto, el desarrollo de dichos “proyectos industriales” están en duda, pues no le metieron billete. Ya los empresarios locales se hicieron a la idea que la Zona Económica Especial de Coatzacoalcos, valió para pura “mandarina”, ante la realidad existente, ahora los “vende tornillos porteños” le apuestan al “Corredor Transístmico”, donde sí habrá dinero oficial para las obras de Salina Cruz-Coatzacoalcos. ¿Cuál sería la mejor recomendación para Oliver Damas y Fernando Cerda cuando hablan de la ZEE?, solo una, que en vez de seguir hablando de la ZEE y sus 25 obras, lo mejor sería que buscaran a los legisladores del distrito electoral de Coatzacoalcos, para que juntos creen una “comisión” y se vayan a ver a: Javier Jiménez Espriú, Secretario de Comunicaciones y Transportes y Rafael Marín Mollinedo, titular de las Zonas Económicas Especiales y Corredor Transístmico, y ahí, ya “cara a cara”, intentar convencerlos para que reactiven la ZEE de Coatzacoalcos. Como gobierno que son: Oliver Damas de los Santos y Fernando Cerda, y ya para dejar de estar “hablando aguado”, las primeras opciones que tienen son las siguiente: 1.- “Buscar” lo más pronto posible a los diputados: Tania Cruz Santos, Amado Cruz Malpica, Mónica Robles Barajas y Gonzalo Guízar Valladares, para que ellos “abran las puertas” en la Ciudad de México para solicitar el apoyo para que la Zona Económica Especial de Coatzacoalcos sea una realidad. 2.-Si los legisladores no los quieren ayudar, es decir, si los mandan al carajo, pues Damas y Cerda deben de buscar a doña Rocío Nahle García. La Secretaria de Energía, les puede “abrir la puerta” de Jiménez Espriú y Marín Mollinedo. Oliver Damas y Fernando Cerda, tienen que buscar mecanismos y estrategias nuevas para darle vida a la ZEE de Coatzacoalcos. Las declaraciones en los medios informativos locales son solo eso, “declaraciones”, y las palabras, en efecto, se las lleva el viento.