La “dobladita” del PES-Guízar

Por Federico Lagunes Peña

MORENA y PES, en las pasadas elecciones para la: Presidencia de la República, Gubernatura de Veracruz, Senadurías, Diputaciones Federales y Diputaciones Locales, iban en “coalición”, es decir, se convirtieron en “hermanitos políticos”. En lo que hace al estado de Veracruz, los “líderes políticos” de los institutos políticos, (MORENA-PES), durante los meses de: mayo, junio, julio, agosto, septiembre, octubre y primera semana de noviembre del 2018, es decir, en los: “destapes”, “campaña política” y “triunfo electoral”, todo era “miel sobre hojuelas”, no había poder humano que los “dividiera”, ¿el motivo?, los “guindas” y “evangélicos” habían llegado juntos al “pinche poder”. Fue en la primera semana de noviembre cuando la “marrana empezó a torcer el rabo”, ¿el motivo?, los de MORENA, es decir, los que “operan” en Xalapa, ahí en Palacio de Gobierno y Congreso Estatal, fiel a su costumbre de “chingarse todo” lo que encuentran a su paso, empezaron a “menospreciar” y “ver por arriba del hombro” a los diputados del PES. La “expresión” más suave contra los del PES era: “Pinches diputadillos mamilas…si son legisladores es porque MORENA los ayudó a ganar, si hubieran ido solitos se los lleva la chingada, pues no traen nada en Veracruz”. Ese “menosprecio” contra el Partido Encuentro Social, fue minando la “confianza política” del PES con los de MORENA, es por eso por lo que el 6 de noviembre del 2018, Gonzalo Guízar Valladares, anuncia la creación de su propia bancada: “Del Lado Correcto de la Historia”, la cual fue formada por: Gonzalo Guízar Valladares, Rubén Ríos Uribe y Florencia Martínez Riveras. Luego se les uniría Erick Iván Aguilar. Durante casi cuatro meses, los de MORENA, se sintieron los “súper chingones”, siempre su actitud política y personal fue de “sobraditos” para hacer y deshacer en el Congreso del Estado y Palacio de Gobierno; dicha “alegría política” se justificaba, pues todo lo que se “aprobaba” en la Cámara de Diputados, eran “asuntos domésticos”, eran temas que no “lastimaban” o “afectaban” los grandes intereses de la política veracruzana. Cuando llegó la hora de “romperle su mandarina” a Jorge Winckler, fue así que los diputados “Del Lado Correcto de la Historia”, se “cobraron” uno de los tantos “menosprecios” que recibieron de los “políticos guindas”, y este fue, en efecto, más que no “apoyar” a los de MORENA para “reventar” al Fiscal General del Estado. Los tres votos de los legisladores “Del Lado Correcto de la Historia”, fueron los que hicieron la “diferencia” para no llevar, por el momento, a “juicio político” a Winckler. ¡Señores!, no fueros los votos del PAN y del PRI quienes marcaron la “diferencia” para no “fregar” a Winckler, ¡por supuesto que no!, la “diferencia” la marcaron los “exaliados” de MORENA, quienes son “poquitos”, pero con esos tres “pichurrientos” votos hubieran “hundido” al Fiscal General del Estado. Guízar, Aguilar y Martínez, y que lo anterior se escuche lejos, “se la metieron doblada” a MORENA. En la “grilla” no es bueno: menospreciar, “ver por arriba del hombre” o “mentarle la madre” a los “políticos” que supuestamente son “minoría”. Los votos de la “minoría”, siempre le darán la “mayoría calificada” a quienes presuntamente son “mayoría normal”. Ahí tenemos como ejemplo los votos del PRI en el Senado de la República para “ayudar” a MORENA para que Alejandro Hertz Manero, fuera el Fiscal General de la República. Esa es la moraleja política del día de hoy. Era más “barato” negociar con los “Del Lado Correcto de la Historia”, que con los otros 16 diputados del PAN y PRI. En esta vida se puede ser cochino, pero nunca trompudo. Comentarios: federico.lagunes@hotmail.com Tel: 9211353044