La API de Coatza, ya “huele a podrido” y le sale “pus pestilente”. El 14 de mayo del 2018, la “Marina” y SAT, “aseguraron” un contenedor con media tonelada de mariguana. Ahora, Adrián Lara, es denunciado por permitir una “gasolinera irregular” en el Recinto Portuario.

“Evidencias” 100% reales y legales han instalado a la API de Coatzacoalcos en el “ojo del huracán” y el “descrédito” ante la ciudadanía porteña. Durante muchos años la Administración Portuaria Integral, fue un organismo que no daba mucho de qué hablar, pues presuntamente en la zona portuaria no se cometían actos fuera de la ley. En dichas instalaciones federales todo era “glamour” y “buena vida”. Fue en el 2018, donde la API de Coatzacoalcos, empezó a “oler a podrido” a raíz del “aseguramiento” de un contenedor que estaba lleno de mariguana. De acuerdo con la información que proporcionaron la Secretaría de Marina y el Servicio de Administración Tributaria, (SAT), el 14 de mayo, es decir, hace 8 meses, se detectó que en bolsas de “frituras de maíz” se intentó transportar hasta el Estado de Florida, Estados Unidos, 528 kilogramos de mariguana. La droga decomisada, fue empaquetada en la ciudad de Puebla. De este caso nunca hubo detenidos, y tampoco se sabe cómo van las investigaciones. ¿Qué podemos entender con el “aseguramiento” de la media tonelada de mariguana en las instalaciones de la API de Coatzacoalcos?, pues que el “crimen organizado” ya tiene “presencia real” en el Recinto Portuario, así de simple. Ahora, en efecto, un nuevo “escándalo” fue el que “explotó” en la API a raíz de una gravísima denuncia que se presentó en el Órgano de Control Interno de la API contra Adrián Lara Márquez, Gerente de Comercialización de la API de Coatzacoalcos, funcionario que presuntamente permitió la instalación de una “gasolinera ilegal” al interior del Puerto. La denuncia contra el señor Lara Márquez, fue hecha por Benito Argüelles Calzada, ex director del Jurídico en el Ayuntamiento de Coatzacoalcos y ex funcionario de la API. ¡Señores!, la “pus podrida” ya empezó a salir del “grano infectado” de la API. Mucha será la sangre que llegará al río por los intereses que se están tocando. El dato duro: 1.-Héctor López Gutiérrez, Coordinador de Puertos y Marina Mercante y Luis Antonio Luna Rosales, director general de la API de Coatzacoalcos, han recibido un auténtico “cochinero” en lo que a las API y Puertos se refiere. Lo que hoy queda claro, es que las “mafias” del narcotráfico y la de los “combustibles ilegales”, se han “apoderado” de la Administración Portuaria Integral de Coatzacoalcos. Las “evidencias”, ahí están, a la vista de todo mundo, no son “inventos”. “No hay hilos, no hay alambres”.