Concluyen censos de bienestar en tres estados; padrones serán públicos

El titular del Ejecutivo recordó que la falta de conectividad en el país e infraestructura bancaria en los rincones más apartados representan un reto para entregar los apoyos

Comunicado

Municipiosur.com

En Chiapas, Oaxaca y Guerrero, ha concluido el censo para identificar a quienes necesitan los apoyos de los Programas Integrales de Bienestar, informó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En conferencia de prensa matutina dijo que con el padrón listo es posible comenzar la dispersión de los beneficios que llegarán a 24 millones de personas.

“Ya terminamos el censo en Chiapas, en Oaxaca, en Guerrero, son los estados en donde ya se concluyó el censo. Y ya comenzó la dispersión de todos los apoyos”, precisó.

El titular del Ejecutivo recordó que la falta de conectividad en el país e infraestructura bancaria en los rincones más apartados representan un reto para entregar los apoyos, sin embargo, la meta es otorgar de manera directa, sin intermediarios las pensiones a adultos mayores y personas con discapacidad, becas, créditos a la palabra o pago a aprendices del programa Jóvenes Construyendo el Futuro.

“Estamos batallando con eso, porque no queremos entregar dinero en efectivo, todo va a ser por tarjeta y personalizado, de la Tesorería de la Federación al beneficiario, para que no haya corrupción”, apuntó.

Aseguró que los padrones serán públicos y las dependencias encargadas trabajan en el proceso de transparentarlos, por lo que todos los mexicanos sabrán a quién se otorgan los programas sociales.

“A quién se les está entregando una beca, un crédito; un apoyo por ser adulto mayor, por ser una persona con discapacidad. Todo se va a transparentar. Estamos en ese proceso”, remarcó el presidente.

Actualmente los programas se han acercado de manera prioritaria a 91 municipios de nueve estados de la República por donde se encuentran cinco ductos de Pemex: Ciudad de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Puebla, Querétaro y Veracruz, con la finalidad de evitar que los habitantes participen en el robo de combustible a partir de oportunidades de desarrollo y bienestar.