EU se retira de tratado de misiles nucleares con Rusia

La suspensión de los Estados Unidos duraría seis meses y se volvería permanente si las negociaciones con Rusia no logran resolver

Agencias

Municipiosur.com

Estados Unidos anunció este viernes que se retira de un acuerdo clave sobre misiles nucleares que se remonta a la Guerra Fría: el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés).

Según Washington, Rusia desarrolló un misil de crucero que viola los términos del tratado, algo que Moscú niega.

Ambas partes se han acusado durante mucho tiempo de socavar el tratado.

La suspensión de los Estados Unidos duraría seis meses y se volvería permanente si las negociaciones con Rusia no logran resolver las diferencias.

El Tratado INF es un importante acuerdo de control de armas firmado entre los Estados Unidos y la Unión Soviética en 1987.

Las dos superpotencias mundiales acordaron destruir y renunciar de forma permanente a todos sus misiles nucleares y convencionales, ya sean balísticos o de crucero, diseñados para ser lanzados desde tierra con alcance entre los 500 y los 5.000 kilómetros.

Jonathan Marcus, corresponsal diplomático de la BBC, afirma que este tipo de misiles son considerados “altamente desestabilizadores”, ya que son pequeños, móviles y estaban localizados relativamente cerca de sus blancos potenciales.

A fines de la década de 1970, la Rusia soviética desplegó el misil SS-20 para amenazar objetivos en Europa occidental, causando alarma en muchos países miembros de la OTAN.

El tratado marcó la primera vez que las superpotencias acordaron reducir sus arsenales nucleares, eliminar toda una categoría de armas atómicas y permitir inspecciones exhaustivas, según la Asociación de Control de Armas, una organización con sede en Estados Unidos.

Como resultado del Tratado INF, Estados Unidos y la Unión Soviética destruyeron un total de 2.692 misiles de corto y mediano alcance en entre finales de los años 80 y 1991.

Desde 2014, EE.UU. ha estado acusando a Rusia de violar sus obligaciones, a través el desarrollo de un nuevo misil denominado 9M729, conocido por la OTAN como el SSC-8.

Algunos informes aseguran que Rusia tiene cerca de 100 de estos nuevos misiles que violan el tratado.

“Durante años, Rusia ha violado los términos del Tratado INF sin remordimiento”, dijo el secretario de Estado de los EE.UU., Mike Pompeo, en una conferencia de prensa este viernes.

“No es conveniente firmar un acuerdo si una parte no va a cumplirlo”, añadió .

Moscú, por su parte, afirma que el misil está por debajo del rango de los 500 km y argumenta que los sistemas de defensa de misiles balísticos estadounidenses en Polonia y Rumania podrían ser modificados para contener misiles que podrían dispararse contra Rusia.

Washington sostiene que el sistema de defensa de misiles está “en total conformidad” con el acuerdo.

Antes del anuncio de Pompeo, el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, había dicho que la retirada de Estados Unidos del Tratado INF representa una amenaza para la seguridad internacional.

“Esto será un duro golpe para el sistema internacional de control de armas y el sistema de no proliferación de armas de destrucción masiva que existen ahora”, dijo.

“Sería irresponsable que un lado lo destrozara”, añadió.

La OTAN respalda las afirmaciones de Washington y en un comunicado culpó a Rusia por la situación.

“A menos que Rusia cumpla con sus obligaciones en virtud del Tratado INF mediante la destrucción verificable de todos sus sistemas 9M729, volviendo así al cumplimiento total y verificable antes de que la retirada de Estados Unidos entre en vigencia en seis meses, Rusia tendrá la responsabilidad exclusiva del fin del tratado”, dice el comunicado.