Reconocen a la UNAM como universidad líder del mundo en Twitter

El aparato de LG, que saldrá al mercado este mismo año, tiene una pantalla 4K OLED de alta resolución que se enrolla sobre sí misma cuando está apagada y por tanto no ocupa espacio en el salón o la habitación en que se encuentre

Agencia

Municipiossur.com

Los televisores fueron los grandes protagonistas en la Feria de Electrónica de Consumo CES 2019, en la que dos auténticos titanes del sector, LG y Samsung, presentaron un modelo que se enrolla sobre sí mismo y un monitor con tecnología MicroLED de 75 pulgadas, respectivamente.

El aparato de LG, que saldrá al mercado este mismo año, tiene una pantalla 4K OLED de alta resolución que se enrolla sobre sí misma cuando está apagada y por tanto no ocupa espacio en el salón o la habitación en que se encuentre.

Por su parte, Samsung presentó un televisor con tecnología MicroLED de altísima resolución 4K y de 75 pulgadas, lo que representa una reducción sustancial del tamaño que este tipo de aparatos presentaban hasta la fecha y lo hace más fácilmente adaptable al hogar.

Ambas empresas, además, se sumaron a una de las tendencias que se están viendo estos días en CES: la de dejar atrás antiguas rivalidades para hacer productos y servicios compatibles entre sí, siendo uno de los ejemplos más ilustrativos la inclusión de AirPlay 2 de Apple entre los sistemas que pueden operar en los nuevos televisores de Samsung y LG.

La compañía de la manzana mordida ha sido tradicionalmente reacia a permitir que sus productos funcionen en dispositivos de otras marcas, pero finalmente los usuarios de Mac, iPad y iPhone podrán reproducir contenidos desde estos aparatos en sus televisores mediante el ecosistema AirPlay 2. Del mismo modo, la inclusión de HomeKit hará que se pueda interactuar con los televisores usando el asistente de voz de Apple, Siri, que se añade así a Google Assistant y Alexa de Amazon.