La ONU-DH lanza último llamado para frenar ejecución de mexicano en Texas

El estado de Texas no pudo proporcionar una notificación oportuna al Consulado de México sobre el arresto de Moreno Ramos

Municipiosur.com

Agencias

El Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos lanzó un último llamado al gobierno de Texas para frenar la inminente ejecución del mexicano Roberto Romero Ramos.

“Hacemos un llamado al gobierno de Texas para conceder una suspensión, conmutación o indulto a Roberto Moreno Ramos, de nacionalidad mexicana que está programado para ser ejecutado el día de hoy 14 de noviembre de 2018’’, dijo a Apro Ravina Shamdasani, portavoz del organismo.

Explicó que, según información de la que disponen, el estado de Texas no pudo proporcionar una notificación oportuna al Consulado de México sobre el arresto de Moreno Ramos. Este retraso puede haber resultado en el fracaso de la asistencia efectiva del consulado en las etapas previas al juicio que son cruciales en el proceso penal de Moreno Ramos.

“Los informes indican que el señor Moreno Ramos no tuvo representación legal hasta tres meses después de su detención inicial, a pesar de haber solicitado un abogado’’, argumentó.

Shamdasani recordó que el derecho internacional prohíbe la imposición de una sentencia de muerte en los casos en que existan dudas acerca de si el derecho a un juicio justo se respetó escrupulosamente.

El Comité de Derechos Humanos de la ONU, que supervisa la aplicación del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, ha afirmado que graves fallas de procedimiento, como el fracaso de informar inmediatamente a detenidos extranjeros su derecho a la notificación consular convierte a la imposición de la pena de muerte en una cuestión contraria a dicho pacto.

“Y los Estados Unidos han ratificado ese pacto’’, remarcó Shamdasani esbozando que la ejecución del mexicano estaría en clara violación del derecho internacional.

 

EXIGEN NUEVO JUICIO

Asimismo, la relatora especial de la ONU sobre Ejecuciones Extrajudiciales, Sumarias o Arbitrarias, Agnes Callamard y el relator del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias, Seong-Phil Hong, urgieron a Washington frenar la ejecución y reclamaron un nuevo juicio para Moreno Ramos condenado a la pena capital en 1993, tras ser encontrado culpable de asesinar a su esposa y sus dos hijos menores de edad.

Los expertos refieren que, en 2004, la Corte Internacional de Justicia sentenció que el gobierno de Estados Unidos incumplió sus obligaciones bajo la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares y ordenó al gobierno que no ejecutara a Ramos Moreno hasta que el caso no fuera reconsiderado.

“Cualquier condena de muerte que se lleve a cabo contraviniendo las obligaciones internacionales de un gobierno equivale a una ejecución arbitraria”, afirman los relatores en un comunicado conjunto.

“Pedimos que la condena de muerte sea anulada y que Ramos Moreno tenga un nuevo juicio que cumpla con el debido proceso y los estándares internacionales de un juicio justo”, instaron los expertos de la ONU.