Omar Sánchez Maya, un empresario tenebroso de la zona de Acayucan. Hace negocios con el SINATIT

Por Ignacio Carvajal

Municipiosur.com

Personaje oscuro y siniestro, siempre elucubrando entre las sombras, usando la intriga, la calumnia y la tenebra como mejor herramienta para escalar, así describen en la zona de Acayucan al “empresario” Omar Sánchez Maya, mejor conocido en el bajo mundo como “Omar Maya”. Este sujeto está cobrando mucha relevancia en la zona sur de Veracruz a raíz de la creación del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria del Transporte (SINATIT), que él preside, y que ya es visto con recelo transportistas que están siendo desplazados de fuentes laborales, fuentes anónimas indican que este señor está poniendo en marcha prácticas nada éticas, igualmente presume amistades con personajes de dudosa reputación que son conocidos por imponer el cobro de piso y la extorsión a transportistas, a taxistas y a todo sector que se dedique a trabajar. El pasado seis de abril, días después de la detención de Ramón Ortiz, circuló en redes sociales, desde un perfil anónimo de Facebook, acusación contra Omar Sánchez Maya en donde le hacían señalamientos muy serios, y en donde pedían que se le investigara. A las pocas horas, algunos representantes de su sindicato, la mayoría con los rostros desencajados por el miedo, tuvieron que salir a defender a su líder Omar Sánchez Maya, pues, fiel a su naturaleza, Omar es un sujeto que no acostumbra dar la cara ni pelear sus propias batallas. El que más lo defendió fue Miguel Ángel Baeza, quien desmintió abiertamente que Omar Maya se dedique a cometer delitos o al cobro de piso a transportistas, “solo quieren dañar la reputación de Omar Maya, al decir estas mentiras afectan a las personas que representamos, no es cierto, son falsas”, dijo. Lo cierto es que Omar Maya se está haciendo de muchos contratos y poder económico desde el bloque del SINATIT, sin que a sus agremiados les caiga la misma prosperidad que a él, por ejemplo en la zona del Valle del Uxpana… pero esa es otra historia que se contará más adelante.

Be the first to comment

Deja un comentario