EL NUEVO COBRO DIGITAL

Por Gabriel García-Márquez

La semana pasada la red de pagos de tarjetas de crédito y débito sufrió un colapso que obligó a los consumidores a pagar sus consumos en efectivo. Para quienes ya estamos acostumbrados a pagar con tarjeta esto fue un problema, porque por cuestiones de seguridad ya no cargamos dinero en efectivo.

Esto significa que los bancos deben actualizarse y perfeccionar la red de cajeros y las terminarles bancarias en los establecimientos deben estar protegidas, para no volver a padecer este tipo de inconvenientes.

Para facilitar la realización de pagos a los consumidores y usuarios de servicios, hace poco el Banco de México dio a conocer que el próximo mes de septiembre se lanzará a nivel nacional una nueva forma de pago digital.

Esta plataforma se llamará Cobro Digital (“CoDi”) que servirá para efectuar transacciones mediante el teléfono celular y ya está casi lista para su lanzamiento nacional. Por el momento se están realizando pruebas piloto muy rigurosas en tres ciudades del país y se están ajustando los detalles para que a fines de septiembre funcione en todos los estados.

Esta no es una plataforma de uso exclusivo, sino que será accesible a todo el público utilizando la tecnología QR y NFC, de manera que cualquier persona que tenga un celular inteligente y una cuenta bancaria la podrá utilizar. CoDi se operará mediante el sistema SPEI (Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios) por lo que se requerirá tener una cuenta bancaria de cualquier banco, un teléfono celular o tablet y conexión a internet.

¿Cuál es la ventaja de utilizar CoDi?

Al realizar los pagos utilizando CoDi el comprador podrá hacer operaciones sencillas y seguras, de manera inmediata y sobre todo sin costo alguno. Los negocios o comercios tendrán en CoDi una herramienta que les facilitará recibir los pagos en tiempo real, es decir, que no tendrán que esperar ni un día para recibir los depósitos en su cuenta, nadie les jineteará su dinero y se ahorrarán las comisiones que actualmente les cobran las tarjetas de crédito.

La intención es reducir el uso de dinero en efectivo, combatir la corrupción y el lavado de dinero, pero sobre todo combatir la economía informal. El hecho de que esta plataforma sea avalada por el Banco de México nos da la certeza de que los pagos y los depósitos estarán seguros.

Esperamos que con este nuevo sistema se agilicen las transacciones y sobre todo que se garantice la seguridad en el uso de las tarjetas, que últimamente son clonadas en los comercios donde se utilizan y no hay manera de hacer responsable a la institución bancaria, porque siempre se lavan las manos afirmando que los cargos sí son procedentes y que fueron realizados por el tarjetahabiente.