OnePlus 7 Pro: una impresionante pantalla y mucha potencia

El modelo Pro parte de los 709 euros y tiene una pantalla sin marcos

Municipiosur.com
Agencias

OnePlus ha cambiado de estrategia. La compañía ha presentado esta tarde dos teléfonos: el OnePlus 7 y el OnePlus 7 Pro, aunque todos los focos se han centrado en este último con el que atacará al segmento ultrapremium. Además, se ha presentado la renovación de sus auriculares inalámbricos Bullets Wireless 2.

El OnePlus 7 es continuista. Mantiene el diseño del OnePlus 6T lanzado el pasado octubre, mientras que el OnePlus 7 Pro presenta un diseño completamente renovado en el que la pantalla copa la mayor parte de protagonismo.

Respecto a su precio, las mejores características también se traducen en un escalón por encima. En concreto, el 7 Pro parte de los 709 euros y se va hasta los 829 euros para la versión más ambiciosa. El OnePlus 7 se inica en los 559 y crece hasta los 609 euros. Por su parte, los OnePlus Bullets Wireless 2 cuestan 99 euros.

El OnePlus 7 Pro monta un impresionante panel de 6,67 pulgadas AMOLED QHD+ y una tasa de refresco de 90 hercios. Esto se traduce en una resolución 2K (516 ppp) a la hora de ver contenido y una fluidez mucho mayor cuando se maneja el teléfono y se hace scroll por la pantalla dando una sensación de suavidad, para lo que también se ha mejorado la latencia en cuanto se toca el panel.

Para la pantalla, la compañía ha estado trabajando con Samsung durante los últimos dos años y posteriormente ha sido mejorada y refinada en los centros de investigación y desarrollo, que ahora han crecido hasta los cuatro en todo el mundo.

OnePlus explica que esta experiencia de pantalla no quería que se viera manchada por ningún elemento extraño, ni notch, ni agujero por lo que han decidido mover la cámara frontal a un módulo mecánico. Como sucede en modelos de Oppo o de Vivo, compañías también bajo el paraguas de BBK Electronics, el 7 Pro dispone de una cámara frontal pop-up de 16 megapíxeles que aparece cuando queremos tomar selfies o escanear nuestro rostro.

Los terminales de OnePlus están hechos para durar en el tiempo, no sólo a nivel de hardware sino también gracias a las actualizaciones de software. Al añadir un módulo mecánico tan delicado, la compañía defiende que nada va a cambiar y que éste ha sido probado para aguantar más de 300.000 activaciones, lo que se traduce en 150 activaciones diarias durante cinco años. Además, el giroscopio y el acelerómetro se utiliza para cerrar el módulo automáticamente en una fracción de segundo si detecta una caída o se mete en un bolsillo.

Más allá de la pantalla, el diseño del terminal destaca entre los mejores del mercado. Con las habituales líneas curvadas que OnePlus lleva a sus terminales para facilitar el agarre, la parte trasera está acabada en cristal aunque con un tratamiento que da una textura agradable en la mano.